Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP planta a la ministra en el acuerdo de atención primaria

Los consejeros de Salud populares consideran que el documento presentado por el Ministerio es "precipitado" y "electoralista"

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, al inicio del Consejo Interterritorial de Salud.
La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, al inicio del Consejo Interterritorial de Salud. EFE

Los consejeros de Sanidad de las autonomías gobernadas por el PP -Madrid, Castilla y León, Andalucía, Murcia y La Rioja- han abandonado la reunión del Consejo Interterritorial de Salud en la que se ha visto y valorado el Marco Estratégico de la Atención Primaria que pretende revitalizar este área descuidada en los últimos 30 años. Afirman que han acudido al encuentro por “lealtad institucional” por ser “gente responsable”, pero que se han ido porque el documento presentado por el Ministerio de Sanidad es en su opinión precipitado, incompleto, sin consenso y electoralista. El consejero gallego ni siquiera ha acudido.

Nada más terminar la rueda de prensa popular, la ministra María Luisa Carcedo, visiblemente molesta, ha repetido la puesta en escena y ha respondido al PP rodeada del resto de consejeros, los socialistas y los de otros partidos (País Vasco y Navarra. Cataluña no ha estado presente). “Se ha cumplido el calendario de procedimiento que nos marcamos en el consejo antes de que se convocasen elecciones”, ha explicado Carcedo quien, aunque cauta, ha deslizado alguna crítica: “Lamento la actitud de algunos consejeros, no hay precedentes en este mandato, aunque si en anteriores. No me corresponde a mí juzgarlo, hecho hecho lo acordado”.

El respaldo regional es vital para el ministerio, porque las comunidades tienen que poner los fondos necesarios para acometer las reformas. Los populares, no obstante, han reconocido en una rueda de prensa común que respaldan “la mayoría” de los 190 puntos.

En noviembre el Ministerio de Sanidad decidió impulsar la atención primaria de forma transversal y se crearon tres grupos: el de los profesionales -asociaciones de médicos, sociedades científicas, enfermeros o fiterapeutas- , el de los delegados de los gobiernos autonómicos y el de las asociaciones de pacientes. Los grupos se reunieron en cuatro ocasiones para hacer aportaciones al documento base y luego se vieron los tres grupos.

“Es un documento sin cuantificación económica ni acuerdo con las principales asociaciones sindicales [CCOO y UGT]. Tampoco se han detectado las zonas con mayores problemas para mandar allí a los profesionales”, ha añadido Jesús Aguirre de Andalucía. “Incluso los líderes que coordinaban el documento han dimitido”. Carcedo ha explicado que al texto no le acompaña una memoria económica “porque es un marco, no una estrategia o un plan, en esos casos sí recogen la financiación de las medidas”. La ministra ha recordado que la financiación corresponde al Consejo de Política Fiscal y Financiera. “ Nuestro objetivo es una eficiente distribución de los recursos”.

Sobre la dimisión de los coordinadores Carcedo no ha querido hablar. Los populares han pedido que se nombren otros dos nuevos. El ministerio asumió ese puesto. Su actitud era más receptiva hace un mes pero creen que se “ha llevado a matacaballo a los técnicos por las prisas”, ha razonado Antonio Sáez, consejero de Castilla y León. “ No íbamos a validar un documento que no gusta a muchos colectivos médicos y enfermeros”.

El documento establece que los cupos de pacientes por doctor no superen las 1.500 personas, y en el caso de pediatría, las 1.000 personas. Además aborda contratos por dos años de MIR de familia, la acreditación de enfermeros como especialistas en primaria en 2020 o que se fomente la docencia y la investigación en los ambulatorios.

Ante las críticas populares Carcero se ha defendido incluso antes del plantón: “No sé qué tiene que ver la campaña con esto. La administración sanitaria está ante una necesidad evidente y nosotros no nos podemos detener, cobramos por nuestro trabajo independientemente de las elecciones”. También ha descartado que no se haya consultado a los distintos colectivos: “Hemos tenido en cuenta miles de aportaciones. Las comunidades han enviado el texto a quien han considerado pertinente. Lo que no se han incluido son reclamaciones laborales que no son competencia de este foro sino la Administración General del Estado o de las autonomías”.

Pero los consejeros populares, conscientes de que todos los gobiernos regionales coinciden en el diagnóstico de las necesidades primordiales de la atención primaria, no cierran la puerta a proseguir las negaciones con este punto de partida. “Nos puede servir de base para hablar sin la presión mediática de las elecciones” , ha sugerido el consejero andaluz. Y reconocen que las autonomías, que están tomando medidas de atención primaria de forma aislada, reclamaban el marco desde hace dos años.

La mejora de la atención primaria, que no solo supone asistencia sino se debe enfocar en la prevención y la promoción de la salud, es una mantra que se repite desde los años pero los esfuerzos se han centrado en la atenciòn hospitalaria y se han ido postergando los cambios que se necesitaban. Con los años ha cambiado el perfil del paciente al envejecerse la población por lo que se necesita más atención domiciliaria, más cuidados crónicos y ser más resolutivo para hacer diagnósticos en la visita sin derivar a otros centros.

 El 26 de mayo son las elecciones autonómicas así que previsiblemente no se moverá nada más e incluso cambiarán alguno de los sentados en la sectorial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información