Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo el 24% de la población de 50 a 69 años sabe su riesgo de tener cáncer de colon

La tasa de personas que se han hecho la prueba en Navarra es del 73%; en Andalucía, del 2%

cancer de colon
Campaña informativa sobre el cáncer de colon de la AECC el viernes en San Sebastián.

"Cada vez que una persona me dice que le han diagnosticado un cáncer de colon, es como si me clavaran un cuchillo". Así ejemplificaba el jueves su desesperación ante el diagnóstico de una enfermedad evitable Miguel Ángel Muñoz Navas, presidente de la Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon. Y esto seguirá ocurriendo mientras no se extienda al conjunto de la población la prueba de detección precoz, el cribado, de la enfermedad, que va, como casi todo en España, a 17 velocidades: mientras el 73,5% de los habitantes de Navarra entre 50 y 69 años han atendido el llamamiento para que se hagan la prueba, la proporción en Andalucía está en el 2%, según los datos de 2017 –último año con datos – de la alianza. La media de España es del 24%.

El cáncer de colon es el más frecuente de los tumores en España, con 37.000 diagnósticos al año, dos terceras partes de ellos en hombres. Por sexos, es el segundo más frecuente en ambos, por detrás del de mama (mujeres) y el de próstata (varones). Pero hasta llegar al carcinoma, hay un largo proceso que empieza en los pólipos, y la mayoría de las veces estos darán la cara. Por eso, los planes autonómicos de cribado, dirigidos a la población en ese rango de edad (y al resto si tienen antecedentes familiares o alguno de los genes implicados que se conocen), animan a someterse a una sencilla prueba: la detección de sangre oculta en heces. Solo después, para confirmar el diagnóstico, se procederá a la colonoscopia, que alrededor de un 7% de las veces dará positiva, dice Emilio Iglesias, presidente de Europacolon, la organización de pacientes de esta enfermedad.

CÁNCER COLORRECTAL

Cobertura de los programas sanitarios en 2017, en %

* Madrid y La Rioja, datos de 2018.

Fuente: Red de Programas de Cribado de Cáncer.

Carlos Hué, de la misma organización, pone un ejemplo tajante que representa su indignación por el ritmo desigual en la implantación del cribado en las comunidades, comprometidas a extenderlo al 100% de la población diana en 2021: "Si hubiera una noticia que dijera que el riesgo de morir en un accidente de tráfico en Andalucía es cuatro veces el de Navarra sería un escándalo; eso pasa con el cáncer de colon y no pasa nada", dice. Y él toma una parte más amable de los números: solo mira qué porcentaje de las personas que habían sido invitadas a hacerlo se habían sometido a las pruebas en 2017: cerca del 74% en Navarra; el 20% en Andalucía. Pero hay que tener en cuenta que el plan navarro va muy avanzado y ya ha contactado a prácticamente toda la población de máximo riesgo, y en Andalucía han empezado más tarde y solo habían invitado al 11%. 

No hay un motivo para este rechazo. Muñoz recuerda que en los ochenta, cuando empezó a propugnar el cribado, para una prueba de heces en sangre la persona tenía que estar tres días a dieta. Hoy día no hace falta ninguna preparación. Solo el hecho de que se trata de una enfermedad que puede permanecer oculta mucho tiempo, que no duele ni molesta (a veces incluso cuando hay sangrado) explica esta reticencia. Con la detección precoz se podrían salvar 36.000 vidas, dice la Alianza.

Tanto estas organizaciones como la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) encuentran un único motivo para la diferencia de implantación de los programas de cribado (de casi el 100% en 2017 en la práctica en Navarra, País Vasco, Valencia, Cantabria, Castilla y León y Cataluña al 10% en Asturias y al 11% en Andalucía): "La voluntad política". 

El objetivo es reducir la curva de muertes por esta enfermedad que, si se previene extirpando los pólipos, e incluso si se detecta antes de que se extienda o haya metástasis, tiene tasas de curación del 90%, pero que si se diagnostica tarde tiene muy mal pronóstico. A estos cánceres en estadíos avanzados se deben las 11.406 muertes por neoplasia de colon que el INE registró en 2017. Aparte de su número, hay otro aspecto que preocupa: que no bajan. En 2010 fueron 11.241.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información