Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro meses de prisión y multa a dos alumnos por ‘hackear’ ordenadores de profesores

Los estudiantes reconocieron el espionaje informático para acceder a las preguntas de los exámenes

Alumnos de un instituto público en el aula de informática.
Alumnos de un instituto público en el aula de informática.

Un juzgado de la localidad pontevedresa de A Estrada ha condenado a cuatro meses de cárcel y multa de 480 euros a dos alumnos de un instituto por hackear ordenadores de varios profesores. Instalaron un software que daba acceso a las contraseñas de sus correos electrónicos para conocer las preguntas de los exámenes que eran divulgadas por un grupo de WhatsApp.

Ambos acusados llegaron a un acuerdo con la Fiscalía tras confesar los hechos, que derivó en una sentencia de conformidad por los delitos de interceptación ilegal de datos informáticos y revelación de secretos. Ninguno cumplirá la condena al ser la pena inferior a dos años y no tener antecedentes penales.

El hackeo fue denunciado por la dirección del IES Manuel García Barros en marzo de 2017 cuando fueron detectadas anomalías en las terminales como extrañas coincidencias en exámenes de alumnos donde se copiaban al dedillo las respuestas, incluso también los fallos. Fue el primer caso descubierto hasta entonces en un centro educativo en Galicia en el que se hubiera producido un robo de contraseñas y vulneración de la intimidad de los docentes.

Aunque las investigaciones de la Guardia Civil constataron que el objetivo del espionaje era conocer las preguntas de los exámenes, los autores del hackeo pudieron tener acceso a datos confidenciales de los profesores. Una situación que puso en evidencia la debilidad del sistema corporativo implantado por la Consellería de Educación para el profesorado, y que obligó a la Xunta a revisar su seguridad.

La Policía Judicial de la Guardia Civil encargada del caso llegó a detener a cinco alumnos e implicar a ocho que cursaban el último año del instituto, todos sospechosos de haber tenido acceso a las cuentas privadas de 27 profesores por lo que fueron investigados por el juzgado.

Los detenidos, al menos entre febrero y mayo de 2017, pudieron revisar indiscriminadamente los contenidos de los correos electrónicos hackeados. Tampoco se descarta que pudieran entrar en las aulas virtuales del profesorado y acceder al XADE de la Xunta, el programa de gestión administrativa de los centros educativos donde figuran perfiles y calificaciones del alumnado, según las pesquisas.

Cerrada la investigación, la juez instructora decretó el archivo de la causa respecto a seis de los alumnos investigados por falta de pruebas. No ocurrió lo mismo para los otros dos implicados en la instalación de software espía Keylloger con el que obtuvieron información sensible de los profesores al acceder a las contraseñas de los correos electrónicos.

Uno de los alumnos investigados ha reconocido que “no instaló el programa pero sí conocía que el mismo se encontraba instalado, que efectuó únicamente dos entradas para comprobar que funcionaba y para ver las notas de una asignatura, pero no accedió a datos de la vida privada de ningún profesor ni divulgó ningún dato de los obtenidos”, según recoge la investigación judicial.

El otro alumno también implicado ha afirmado que “conocía la instalación del sistema software pero que no participó en su instalación, pese a que accedió a varias cuentas de profesores por curiosidad, pero que no divulgó datos de carácter personal”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información