Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento andaluz rechaza dar a Vox el nombre de trabajadores contra la violencia de género

Todos los demás grupos políticos habían expresado su rechazo a la petición

En foto: El portavoz adjunto de Vox en el Parlamento andaluz, Rodrigo Alonso, este miércoles. En vídeo: declaraciones de Antonio Ramírez de Arellano, el delegado de Universidades del PSOE-A.

Los letrados del Parlamento andaluz han tumbado la petición de Vox, el partido de la ultra derecha, de facilitar el listado completo de los trabajadores de las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género, por entender que esa solicitud vulnera la ley de Protección de Datos. Todos los grupos apoyaron la decisión de los asesores legales de la Cámara, salvo Vox que volverá a reformular su reclamación.

Desde la llegada de Vox, los grupos del Parlamento andaluz marchan al ritmo de las intervenciones o peticiones de la extrema derecha. Este grupo registró una solicitud de información el pasado 15 de febrero en la que exigía una “relación detallada con nombre, apellidos, números de colegiados en sus respectivos Colegios Profesional, si estuvieren dado de alta en ellos, con reseña de dichos colegios profesionales, y sino también, de todos los psicólogos, trabajadores sociales y médicos forenses que han integrado” las unidades contra la violencia machista, equipo psicosociales de los juzgados de familia y equipos de menores en las ocho provincias andaluzas, entre 2012 a 2019.

La petición la firmaba el diputado y juez en excedencia Francisco Serrano, socio fundador de un bufete de abogados que se dedica a Derecho de Familia. La tesis de este parlamentario es que “los jueces dictan sentencias en base a informes de profesionales no cualificados y altamente ideologizados y de los que depende la libertad de un acusado o el futuro de niños”.

Los partidos que sostienen al Gobierno bipartito andaluz (PP y Ciudadanos) y los grupos socialista y Adelante Andalucía apoyaron el informe de los letrados contrario a dar la información, sin que mediara votación alguna. Vox reaccionó en su cuenta de Twitter interpretando a su manera la negativa: “Como era de prever, PP y C’s se han negado a darnos los datos que les pedimos para levantar alfombras en el chiringuito, donde sabemos que hay gente no cualificada atendiendo a víctimas de maltrato y decidiendo sobre custodias. Levantaremos las alfombras”.

En la reunión de la Mesa del Parlamento, donde se abordó esta cuestión, el letrado mayor informó a Vox de que podía modificar la redacción de su petición de información para que pudiera ser admitida, a lo que el portavoz de este grupo, Alejandro Fernández, se negó. No obstante, Vox volverá a reformularla, según dijeron posteriormente otros dos diputados.

Este partido, en su cruzada contra el movimiento feminista, también ha registrado en el Parlamento una proposición no de ley en la que pide el apoyo de la Cámara y del Gobierno autónomos a las manifestación organizada el próximo 10 de marzo en Madrid, dos días después del Día Internacional de la Mujer, por la denominada plataforma Women of the Wolrd, impulsada por la organización española Profesionales por la Ética. “El feminismo maquinador de las huelgas del 8-M está en horas bajas”, se lee en la primera línea de esa iniciativa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información