Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Atlético de Madrid rompe con Manuel Briñas y abre una investigación en su cantera

Nuevos testimonios revelan que los abusos del religioso se prolongaron durante 24 años

Manuel Briñas, el pasado 29 de enero, en Madrid. AFP | Vídeo: EPV

El Atlético de Madrid ha decidido este jueves romper su relación con quien durante dos décadas fue responsable de su cantera, el fraile marianista Manuel Briñas, tras conocerse los casos de abusos sexuales a menores del religioso. Las siete víctimas con las que hasta el momento ha hablado EL PAÍS sitúan los abusos entre 1972 y 1985, cuando tenían entre 10 y 14 años, en las dependencias del Colegio Marianista Hermanos Amorós de Madrid y en los campamentos de verano que Briñas organizaba en la Sierra de Gredos. Ninguno de estos casos se produjo en las instalaciones del club de fútbol.

En un comunicado, el Atlético se muestra "consternado". "Durante los años que Manuel Briñas ha estado vinculado a nuestra cantera nunca ha existido la más mínima sospecha sobre su figura, sino todo lo contrario", suscribe el club.

Sin embargo, "una vez conocidos los hechos denunciados, Manuel Briñas rescindió ayer [por este miércoles] su vínculo con el Atlético de Madrid", sigue la nota. Esta añade que el club "inició ayer una investigación interna a través de su departamento de Cumplimiento para descartar la existencia de cualquier suceso de este tipo durante los años que estuvo vinculado a nuestro club".

El Atlético muestra también su "condena enérgica" de "este tipo de conductas" y muestra la "más firme repulsa ante hechos tan graves". "Uno de los valores fundamentales sobre los que se sustenta nuestra Academia es la salvaguarda de los derechos de los niños y la protección de la infancia", sigue el club.

"Aunque ninguno de los hechos denunciados tengan relación con nuestro club, hoy mismo, y con la colaboración de nuestro aliado estratégico Save The Children, hemos comenzado una revisión de los protocolos ya existentes en el funcionamiento de nuestras categorías inferiores con el objetivo de perfeccionarlos aún más para prevenir cualquier riesgo", concluye el comunicado.

El club anunció su decisión el día en que dos nuevos testimonios explicaron a EL PAÍS sendos casos de abusos, con lo que la cifra de denunciantes ya asciende a siete.  “Mi experiencia es muy parecida a la de los casos que ya han salido”, explica uno de ellos. “Se aprovechaba cuando dormía en la enfermería y los viajes en su furgoneta para agredirme”, añadió. Esta víctima sitúa los abusos en los veranos de 1995 y 1996. Esto supone que las acusaciones contra Briñas se extienden durante 24 años, ya que la primera de ellas se remonta a 1973.

La orden de los marianistas, cuyo colegio Hermanos Amorós de Madrid fue el epicentro de los abusos, pide por su parte a las víctimas que les hagan llegar sus denuncias con el objetivo de poner en marcha su propia investigación.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información