Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los calvinistas ortodoxos holandeses niegan sus derechos a gais y transexuales

Unos 250 predicadores y políticos firman un manifiesto contrario a la homosexualidad y el cambio de sexo, y generan la repulsa del Gobierno y una investigación de la Fiscalía

Desfile durante el Orgullo Gay el pasado agosto en Ámsterdam.
Desfile durante el Orgullo Gay el pasado agosto en Ámsterdam.

Unos 250 predicadores, políticos y otros ciudadanos calvinistas ortodoxos holandeses, han suscrito este fin de semana un manifiesto en contra de la homosexualidad, el matrimonio gay y las personas transexuales, que califica de “pecado aceptar la inmundicia homosexual y la transexualidad”. Se trata de la versión local de la Declaración de Nashville, presentada en 2017 en Estados Unidos por el Consejo Evangélico de las Enseñanzas de la Biblia sobre la Sexualidad del Hombre y la Mujer. En Holanda, uno de los firmantes es Kees van der Staaij, líder del partido calvinista (SGP, en sus siglas en neerlandés) con tres escaños en el Congreso y dos en el Senado. Ha sido criticado por el Gobierno de centro derecha y la Fiscalía investigará el escrito.

Ingrid van Engelshoven, ministra de Educación y Cultura, ha verbalizado la repulsa oficial con estas palabras: “La liberación sexual está lejos de haberse logrado”. Al mismo tiempo, la Fiscalía General del Estado ha anunciado este lunes la apertura de una investigación, “para evaluar la posible ilegalidad del texto”, según han indicado sus portavoces. El manifiesto afirma, entre otras cosas, que “nuestra identidad como hombres y mujeres viene determinada por el plan divino sobre la Creación y la Redención, tal y como Él revela en la Biblia”. “Los que se presentan conscientemente como homosexuales o transexuales, niegan estas enseñanzas sagradas”. Tanto el Ayuntamiento de Ámsterdam como la Universidad Libre de la ciudad, de inspiración cristiana, han izado sendas banderas con el arco iris, que representan a la comunidad LGTBIQ. Cuatro miembros de la Facultad de Religión y Teología aparecen entre los firmantes del polémico texto.

En un comunicado, Van der Staaij ha señalado que encuentra “adecuadas las nociones bíblicas sobre el matrimonio, la familia y la sexualidad de la Declaración de Nashville”. Sin embargo, la Iglesia Protestante de Holanda ha calificado el manifiesto de irresponsable. Por otro lado, algunos pastores calvinistas, como Willem Smouter, han hecho público su rechazo desde su cuenta de Twitter. “Antes decían que podías ser [gay] siempre que no hicieras nada. Ahora es peor: ni siquiera puedes serlo. No puedes presentarte como una persona con identidad homosexual. No se lo crean. Cualquiera: hombre o mujer, judío o gentil, homo o heterosexual, es acogido por Dios”, asegura.

Los liberales de izquierda, uno de los cuatro partidos de la coalición gobernante, han acusado a Van der Staaij de “negar sus derechos fundamentales a miles de ciudadanos”. La Unión Cristiana, agrupación protestante también en el Ejecutivo, se ha distanciado del manifiesto porque “una rúbrica de esta clase no contribuye al debate sobre la fe y la homosexualidad; el mensaje esencial de Jesús no es una lista de cosas buenas o malas, sino una invitación a todos”, ha dicho Gert-Jan Segers, su líder y secretario de Estado de Educación. Los cristianodemócratas, igualmente en el poder, han rechazado la estrechez de miras de los calvinistas, “porque donde está Dios hay amor y cuidado, y la declaración de Nashville es lo contrario”, en palabras de Ruth Peetoom, presidenta del partido.

La declaración de Nashville y la sexualidad

Dedicada a la sexualidad humana y a los roles de género, la Declaración de Nashville es un “documento de fe” emanado del Consejo Evangélico de las Enseñanzas de la Biblia sobre la sexualidad del Hombre y la Mujer, de dicha ciudad en Tennessee (Estados Unidos). En esencia, apoya “el matrimonio heterosexual, la fidelidad marital, castidad antes de la boda y el concepto de hombre y mujer definido por el sexo biológico”. En consecuencia, “está en contra de la sexualidad representada por el colectivo LGTBIQ, las uniones homosexuales, poligamia, poliamor, adulterio y fornicación”. Fue publicada en 2017 durante la Conferencia anual de la Comisión sobre Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur, una denominación cristiana estadounidense que se remonta a 1845.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información