Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

18 religiosos españoles acusados de abuso de menores que han salido al extranjero

EL PAÍS reconstruye las historias de 18 clérigos que han sido trasladados a América Latina y a África. Algunos fueron descubiertos en España; otros, arrestados en esos destinos

Ocho de los 18 religiosos españoles acusados.
Ocho de los 18 religiosos españoles acusados.

Esta es la lista de religiosos españoles acusados de abusos sexuales que residen en el extranjero que EL PAÍS ha podido confirmar. Varios de ellos han sido incriminados o detenidos en su país de residencia; otros han sido acusados o condenados en España y después han sido trasladados o han huido. Algunos casos tuvieron repercusión mediática en su día, pero luego se ignoraba el paradero de los acusados y que habían salido del país. Otros, que han sido noticia en otros países, han tenido escasa o nula difusión en España. Y, por último, otros son inéditos, descubiertos y contados por EL PAÍS.

Acusados o detenidos en el extranjero

IVÁN MERINO

Fecha y lugar de los presuntos abusos: Detenido en noviembre de 2018 en Maracaibo, Venezuela.
País de destino: Venezuela.

Agustino recoleto. Detenido en Venezuela en noviembre de 2018 tras ser sorprendido por la policía en el interior de un coche con una menor de 12 años. Ejerció como profesor hasta 2015 en un colegio de la orden en Granada. Su congregación niega que el traslado se debiera a acusaciones previas y, al igual que la diócesis de la ciudad andaluza, aseguran que no tenía denuncias por este motivo.

JORDI JORBA NAVARRO

Fecha y lugar de los presuntos abusos: En 2003 en Calama (Chile).
País de destino: Chile.

Denunciado en Chile en julio de 2018, el obispo de Calama informó a la Fiscalía, que abrió una investigación. La diócesis de Barcelona, de la que depende, asegura que no había recibido denuncias previas en España. Fue a Chile en los años sesenta y se estableció en Calama. Regresó a España en 1974. Permaneció en la diócesis de Barcelona, con cargos en el arzobispado, hasta 2001, año en que volvió a Chile.

El caso salió a la luz cuando la diócesis de Calama, donde este sacerdote, de 85 años, ejercía su ministerio en la parroquia de Asunción de la Virgen, anunció en un comunicado que había recibido una denuncia por abuso sexual contra este cura. Informó de que abrió una investigación, le suspendió de sus funciones y lo notificó a la Congregación para la Doctrina de la Fe, en el Vaticano. La investigación sigue abierta.

SANTIAGO MARTÍNEZ VALENTÍN-GAMAZO

Lugar y fecha de los presuntos abusos: Moyobamba (Perú), de 2014 a 2017.
País de destino: Perú.

Fue detenido en 2017 y actualmente se halla en prisión provisional, acusado de abusos por cuatro menores de entre 12 y 14 años del seminario menor Juan Pablo II de Moyobamba, de 2014 a 2017. Era el director espiritual del centro. Según la diócesis de Toledo, a la que pertenece, no tiene denuncias previas en España.

Martínez se formó en el seminario de Toledo y tras ordenarse se trasladó a Perú. "Fue voluntario, como otros sacerdotes de la diócesis de Toledo que prestan su servicio allí", informan portavoces del obispado. Llegó a Perú en 2007, según la prensa local, y en 2013 comenzó su labor en el seminario.

El caso arrancó con la denuncia de uno de los menores al rector del seminario, que lo puso en conocimiento de la fiscalía. Una investigación del diario La República lo sacó a luz. El sacerdote fue apartado de su cargo y se trasladó a vivir a la catedral del municipio, a la espera de la decisión judicial. Finalmente el juez ordenó su ingreso en prisión.

Sobre su situación actual, el obispado de Toledo informa: "A día de hoy no tenemos constancia de que haya sido condenado. Permanece en prisión preventiva, a la espera de un segundo juicio. En el primero ha sido absuelto". No obstante, no ha sido absuelto, sino que en un primer momento el juez de instrucción no atendió la petición de cárcel del fiscal. Tras el recurso y el testimonio de una víctima, accedió.

JOSÉ LÁZARO LARA BURGOS

Fecha y lugar de los presuntos abusos: Santiago de Chile, entre 2007 y 2009
País de destino: Argentina y Chile.

Este marianista español, religioso laico de 82 años, fue denunciado en mayo de 2018 ante el superior de la congregación, quien al día siguiente trasladó esa denuncia a la fiscalía y divulgó un comunicado de prensa. La víctima es un antiguo estudiante del Instituto Miguel León Prado, en Santiago de Chile, donde este religioso ha sido profesor hasta 2017. Los presuntos abusos habrían ocurrido entre 2007 y 2009.

Según responsables de la congregación consultados por EL PAÍS, la denuncia es de un joven de 18 años que asegura haber sufrido abusos de primero a tercero de educación primaria.

El juez imputó al acusado, al que prohibió salir del país y acercarse a la víctima. La instrucción tiene un plazo de seis meses y está a punto de concluir.

La congregación asegura que no constan otras denuncias contra él. Los responsables en España también sostienen que no tienen conocimiento de acusaciones previas.

José Lara estuvo en Argentina tras el noviciado y llegó a Chile en 1965. De 1967 a 1979 estuvo en Santiago de Chile en el Instituto Miguel León Prado. En 1980 regresó a Madrid. Regresó al país sudamericano en 1981 y hasta 2018 ha permanecido en Santiago, en el mismo centro.

ABEL PÉREZ

Fecha y lugar de los presuntos abusos: La causa abierta contra diez maristas de Chile engloba abusos entre 1970 y 2010 en colegios de este país.
País de destino: Chile, Perú y Bolivia.

Abel Pérez, de 71 años, de Villabellaco de Santullán (Palencia), es uno de los cuatro miembros españoles de la orden de los maristas acusados de abusos en Chile, según reveló una investigación de El Periódico en enero de 2018, continuación de su trabajo de 2016 sobre los maristas de Barcelona.

En Chile son investigados al menos diez maristas por delitos cometidos en cinco centros distintos entre 1970 y 2010. Hay una treintena de víctimas que han denunciado. El caso salió a la luz por un reportaje en la televisión chilena, en 2017, con testimonios de víctimas. La orden, no obstante, conocía denuncias desde 2010 y había trasladado a Pérez a Perú. Con anterioridad había pasado también por Bolivia.

A Abel Pérez se le atribuyen 14 víctimas y es uno de los principales acusados. Las presuntas víctimas son del Instituto Alonso de Ercilla, de donde han partido diez denuncias, y del Marcelino Champagnat (las restantes), ambos en Santiago de Chile.

En junio de 2018 los maristas de Chile le expulsaron de la orden.

Los cuatro españoles acusados en Chile tienen un mismo origen. Se formaron en el Juniorado Hispanoamericano que los maristas dirigían en Palencia y luego en Valladolid. Fue un seminario que estuvo abierto de 1951 a 1986, por el que pasaron más de 2.000 alumnos. Unos 70 fueron luego enviados a América Latina como misioneros.

Contactada por este periódico, la orden marista en Chile no da información sobre la causa ni sobre los españoles implicados y su trayectoria en el país, "en consideración a los procesos en curso, canónico y civil". Explica: "Los religiosos denunciados (que lo han sido, en primer lugar, por la propia congregación que pidió a la justicia investigar para esclarecer estos hechos) están siendo investigados tanto canónicamente como civilmente. Se encuentran en Chile, en una casa, sin contacto alguno con niños o jóvenes estudiantes maristas, respetando las restricciones que se les impusieron. Los que estaban en obras educativas, al saberse su denuncia fueron inmediatamente apartados de sus funciones y tareas educativas".

JOSÉ MONASTERIO

Fecha y lugar de los presuntos abusos: Los hechos por los que se le acusa son los que engloba la causa abierta contra diez maristas de Chile.
País de destino: Chile.

Es otro de los cuatro maristas españoles acusados de abusos en Chile. A Monasterio le acusan dos víctimas. Era natural de Villanueva de Argaño (Burgos) y ya ha fallecido.

ADOLFO FUENTES

Fecha y lugar de los presuntos abusos: Abusos entre 1970 y 2010 en colegios chilenos por parte de maristas españoles.
País de destino: Chile.

 A Adolfo Fuentes le acusan dos víctimas. Nació en San Cebrián de Campos (Palencia) y tiene 76 años.

JESÚS CASTAÑEDA

Fecha y lugar de los presuntos abusos: Está también relacionado con los abusos que cometieron  diez maristas de Chile entre 1970 y 2010.
País de destino: Chile.

A Jesús Castañeda le acusa una víctima. Nació en Mayorga de Campos (Valladolid) y tiene 64 años.

JUAN JOSÉ GÓMEZ

Fecha y lugar de los abusos: Denunciados entre 2013 y 2016 en Benín.

País de destino: Benín.

Gómez dirige desde 2005 el proyecto Chicos de la calle que se dedica a recoger y cuidar a menores de edad en Porto Novo, Benín. Tras ser denunciado por varios voluntarios laicos en el país africano por abusar de menores, fue trasladado a una casa salesiana en la Comunidad de Madrid. La orden de salesianos en España afirma que cuando tuvieron noticia de estos hechos lo comunicaron “verbalmente” a la Audiencia Nacional y a la fiscalía. También se inició una investigación canónica en Benín. De momento permanece en Madrid hasta que la Congregación de la Doctrina de la Fe dicte una sentencia.

FRANCISCO CARRERAS CÓRDOBA

Fecha y lugar de los presuntos abusos: Diócesis de Miami, en Estados Unidos, entre 1976 y 1981. Las dos denuncias contra él se presentaron en 2002 y 2011. En 1981, tras una acusación, fue enviado de vuelta a España, a la provincia de Salamanca. Tres víctimas localizadas por EL PAÍS le acusan de abusos en Sequeros y Calzada de Valdunciel entre 1981 y 1987.
País de destino: Estados Unidos.

Francisco Carreras, un cura de Salamanca, fue trasladado a Estados Unidos en 1974, pero tras ser acusado de abusos en la archidiócesis de Miami fue enviado de nuevo a su lugar de partida en 1981. Fue definido en denuncias posteriores como "depredador sexual", pero el obispado de Salamanca, aunque estaba informado de las acusaciones, lo fue colocando en pequeños pueblos durante décadas. Este periódico ha localizado a tres personas que le acusan de abusos en las dos localidades salmantinas. Ha pasado un mes y el obispado aún no ha dado una sola explicación sobre este caso.

Acusados o condenados en España y trasladados o huidos

JORDI IGNASI SENABRE BERNEDO

Fecha y lugar de los abusos: Parroquia de Polinyá, Barcelona, en 1987 y 1988.
País de destino: Ecuador.

Jordi Ignasi Senabre Bernedo, párroco de Polinyá, fue denunciado por abuso sexual en 1988 en Barcelona. Le acusó un monaguillo de 13 años. Él tenía entonces 40. El menor se lo contó a sus padres tras escuchar una charla sobre el sida, ante el temor de haber contraído el virus.

La Audiencia de Barcelona abrió una investigación, pero cuando fue llamado a declarar en 1991 se descubrió que había salido del país. El fiscal pedía cinco años de cárcel. El obispado argumentó entonces que había ido "de misiones". Se emitió una orden internacional de arresto y en 1994 fue detenido en Uruguay, pero la petición de extradición no prosperó. Luego se le perdió la pista.

EL PAÍS le ha localizado en la diócesis de Santo Domingo, en Ecuador. Según el obispado ecuatoriano, la diócesis de Barcelona le pidió que lo acogiera en 1990, sin informar de las acusaciones que pesaban contra él. El obispado de Barcelona ha ocultado durante 28 años el paradero de este prófugo de la justicia.

JOSÉ LUIS UNTORIA MAHAVE

Fecha y lugar de los abusos: Colegio Santo Tomás de Villanueva de Salamanca, en los años noventa.
País de destino: Perú.

Este agustino recoleto fue denunciado en 1996 por diez alumnos, de entre 12 y 14 años, del colegio de la orden en Salamanca donde fue profesor desde 1981. Fue  condenado en 1997 a una multa e inhabilitación de diez años para la docencia. Su orden le trasladó a Perú a los pocos meses. Allí dirigió una emisora de radio parroquial en la localidad de Chota, Santa Mónica Radio. Regresó a España en 2009, al monasterio de San Millán de la Cogolla, y falleció en 2017.

Portavoces de la orden explican así su traslado: "Esta decisión fue tomada por el prior provincial una vez que estuvo cerrado el proceso judicial. Se envió al religioso a Perú porque la provincia de agustinos recoletos a la que pertenecía no tenía sino otros dos ministerios en España. De esta manera, se le ocupó en tareas donde estuviera alejado del trato con menores". Aseguran que no recibió más denuncias y antes de partir, durante unos meses de retiro en Madrid, recibió "acompañamiento psicológico".

"Fue inhabilitado a perpetuidad para la enseñanza y tenía prohibido todo trato con menores de edad. (...) Todos los religiosos de la provincia supieron lo ocurrido debido a la repercusión mediática del caso. El religioso tuvo un seguimiento en las comunidades donde estuvo viviendo posteriormente. Todos los superiores siempre estuvieron atentos y podemos confirmar que no hubo ninguna otra acusación", concluyen.

M. L.

Fecha y lugar de los presuntos abusos: Curso 1963-1964, colegio de los salesianos de Deusto, Bilbao.
País de destino: Ecuador y Perú.


Una víctima localizada por EL PAÍS asegura que mientras el cura E. R. B. abusaba de él, M. L., jefe de estudios del colegio salesiano de Deusto (Bilbao), estaba mirando. Años después fue enviado a Ecuador y a Perú. 

E. R. B.

Fecha y lugar de los presuntos abusos: Curso 1963-1964, colegio de los salesianos de Deusto, en Bilbao.
País de destino: Benín.

Una víctima localizada por EL PAÍS le acusa de abusar de él en el colegio de los salesianos de Deusto, en Bilbao, en 1963. Luego estuvo en Benín. 

LUIS TÓ GONZÁLEZ

Fecha y lugar de los abusos: Fue denunciado en 1992 por una menor de Barcelona y condenado a dos años de cárcel, que no llegó a cumplir por no tener antecedentes.
País de destino: Bolivia.

Luis Tó González, jesuita, tenía 50 años y cuando fue denunciado por abusos por una niña de ocho años en 1992 era director espiritual del colegio San Ignacio, de Barcelona. Durante el juicio declararon contra él dos mujeres que aseguraron haber sufrido las mismas experiencias 22 y 17 años antes, respectivamente, pero sus familias lo habían silenciado. Fue condenado a dos años de cárcel, aunque no entró en prisión, y ese mismo año fue enviado a Bolivia. Falleció en este país, en Cochabamba, en 2017. La orden, contactada por este peiródico, no ha aclarado en qué localidades residió en Bolivia.

Portavoces de los jesuitas en España han explicado así la gestión del caso: "Se veía conveniente alejarle de Barcelona. En aquellos momentos la provincia Tarraconense de la Compañía de Jesús a la que pertenecía tenía un vínculo estrecho con la provincia de Bolivia (muchos jesuitas de la provincia eran destinados allí) y por eso se decidió que se trasladara allí. El superior provincial de la Compañía de Jesús en Bolivia fue informado de todo. Además consta que la situación del jesuita era conocida en Bolivia, dado que la noticia había salido en los medios de comunicación del país". Añaden que recibió tratamiento psiquiátrico en este país a partir de 1994.

Esta orden, con todo, es de las pocas en hacer autocrítica: "Hemos constatado que no se le abrió un proceso canónico, y claramente entendemos que esto estuvo mal hecho. En aquel momento el derecho canónico hubiera exigido iniciarlo, y hoy en día nuestros protocolos son mucho más claros sin dejar lugar a lagunas en este sentido, pero entonces no se valoró bien la gravedad de los hechos, y por eso parecieron suficientes las medidas disciplinarias que se estaban tomando, dado que el caso ya se había hecho público y que había un juicio y una sentencia civil".

ALBERTO SALVANS

Fecha y lugar de los abusos: Barcelona, denunciado por abusos a niñas entre 1985 y 1988. Otras víctimas le acusan en años posteriores en Kenia.
País de destino: Kenia.

Albert Salvans ha sido protagonista, junto a Pere Cané y Francisco Andreo, del mayor caso de abusos sexuales en el seno de la Iglesia catalana de las últimas décadas y también de una de las páginas conocidas más sórdidas de la Iglesia Católica en África. Todo empezó en un seminario de vocaciones tardías de Barcelona, la Casa de Santiago, con estrechos vínculos con la alta sociedad barcelonesa. Del seminario surgió una organización laica, Nous Camins, que acogía a jóvenes con problemas sociales. Al frente de la entidad estaba el sacerdote Andreo, quien tenía a los diáconos Cané y Salvans como sus principales ayudantes. En este entorno y en las parroquias en las que colaboraban los tres eclesiásticos se cometieron, al menos entre 1985 y 1988, decenas de casos de abusos sexuales que no salieron a la luz hasta que varias familias los denunciaron ante el arzobispado de Barcelona. Salvans llegó a mantener relaciones sexuales con chicas menores de edad en, entre otros espacios, las dependencias de la parroquia Pius X de Barcelona.

Tras conocerse los hechos, el arzobispado abrió el correspondiente expediente canónico mientras la fiscalía de Barcelona trató sin éxito de impulsar el caso por vía judicial, pero los delitos fueron declarados prescritos en 1997. El arzobispado (que se negó a remitir el expediente canónico al juez) consideró los hechos de tal gravedad que el cardenal Narcís Jubany decretó “la expulsión del estado clerical” de Salvans en  1988 y denegó la ordenación de Cané, según informa por escrito a este diario. Ambos, sin embargo, acabaron siendo ordenados sacerdotes en las diócesis de Westminster (Reino Unido) y Milwaukee (Estados Unidos), respectivamente. El arzobispado asegura que en ningún caso “avaló la ordenación” de sus antiguos miembros fuera de España y que el cardenal Ricard Maria Carles, sucesor de Jubany, reaccionó a ambos procesos “prohibiéndoles en 1995 el ejercicio del ministerio sacerdotal en la archidiócesis de Barcelona”, entre otras medidas. Desde Barcelona, además, “se envió a Milwakee la información que se poseía sobre Cané”, mientras que “en los archivos no consta que en ningún momento se pidiese ni enviase a Westminster ninguna información sobre Salvans antes de su ordenación”. Para ambos, “sigue vigente la prohibición de actuar como sacerdotes en Barcelona”, insiste el arzobispado.

La Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol y de María Madre de la Iglesia (MCSPA, en sus siglas en inglés) fue el instrumento que los sacerdotes utilizaron supuestamente fuera de Barcelona para seguir cometiendo abusos en África y Latinoamérica. Una de sus víctimas en Kenia califica a los miembros del grupo de “depravados” que convertían a los fieles “en esclavos sexuales” aprovechándose de su vulnerabilidad económica.

Detenidos en el extranjero con denuncias en España

JOSÉ ÁNGEL ARREGUI ERAÑA

Fecha y lugar de los abusos: Fue detenido en Chile en agosto de 2009, acusado de abuso de menores. Entonces salieron a la luz abusos en siete colegios por los que había pasado en España. Tras ingresar en prisión en Chile, fue extraditado y condenado en Madrid en 2011, aunque muchos casos habían prescrito. La condena fue de ocho meses de cárcel. Está en libertad.
País de destino: Chile.

Este religioso de la orden de San Viator, que ahora tiene 62 años, fue arrestado en Chile. Entre los centenares de vídeos que poseía se encontraron muchos en los que el protagonista era él mismo. El acento de los menores, la ropa y detalles del mobiliario permitieron a los investigadores determinar que las imágenes se habían grabado en colegios de España. Entregaron el material a Interpol, que lo remitió a la Guardia Civil.

El religioso español llevaba desde enero de 2008 dando clase en la Universidad Santo Tomás de Santiago de Chile. Antes había pasado por siete colegios en España, donde había dado clase de Educación Física, Lengua o Religión. Fue al menos en tres de esos centros, según ha determinado la investigación de la Guardia Civil, donde se grabaron los abusos. Todos pertenecen a la congregación de los clérigos viatorianos: el colegio San Viator de Madrid, el San Viator de Bizkaia y el San José de Basauri. Las imágenes (reunidas en 13 DVD) mostraban al menos a 15 menores de 12 a 14 años. De ellas se desprende que los vídeos fueron grabados entre 1992 y 2005.

Arregui había explicado a los chicos que estaba haciendo una tesis doctoral sobre la flexibilidad en la adolescencia. Los presuntos abusos se desarrollaban entre medición y medición. Mientras, el religioso lo estaba grabando todo con un dispositivo instalado en la habitación. También localizaron imágenes grabadas en las duchas de algunos de estos centros. El argumento de la tesis era verídico. El religioso viatoriano estaba haciendo un doctorado sobre Pedagogía en Educación Física cuyo tema era, efectivamente, El crecimiento físico en la adolescencia y su influencia en la flexibilidad y su medición. La presentó en 2006. Obtuvo sobresaliente cum laude.

Fue condenado en noviembre de 2011 a ocho meses de prisión y cuatro años de inhabilitación para trabajos en los que estuviera en contacto con menores por un delito de uso de pornografía infantil. Ya había cumplido dos años de prisión en Chile por un delito de almacenamiento de pornografía infantil. Fue condenado solo por el delito de uso de pornografía infantil porque los primeros casos de abusos, los cometidos en los centros de Madrid y que el juez considera probados, ya habían prescrito.

La orden ha informado a EL PAÍS de que el propio sacerdote solicitó abandonar la congregación tras ser detenido. Confirma que ahora está en libertad en España.

JOAN ALONSO BONALS

Fecha y lugar de los abusos: Hay una orden de arresto española por una operación de 2017 con once acusados por presuntos delitos de abuso de menores, prostitución de menores y contacto con menores con fines sexuales por vías telemáticas.
País de destino: Honduras.

El caso de Joan Alonso Bonals, de 53 años, salió a la luz al ser detenido en Honduras por una orden de arresto emitida desde España en agosto de 2017. Fue extraditado y quedó en libertad provisional en septiembre de 2017. Entre 2011 y 2016 había sido párroco de Alcanar y Les Cases de Alcanar, en Tarragona, y luego partió a Honduras. Permaneció en ese país hasta que fue arrestado allí por una orden española y extraditado. Está acusado de abuso y prostitución de un menor de 16 años. La diócesis de Tortosa, de la que depende, mantiene que no constan denuncias previas contra él y que vive en una residencia apartado del contacto con menores. Está en libertad provisional.

Si conoce algún caso que no ha sido denunciado puede hacérnoslo llegar a través de la dirección de correo abusos@elpais.es

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información