Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba elevar de 140 a más de 600 euros la pensión de orfandad por violencia machista

La Cámara baja ha apoyado la ley por unanimidad, aunque el texto todavía debe pasar por el Senado

Interior del Congreso de los Diputados, este miércoles, en Madrid.
Interior del Congreso de los Diputados, este miércoles, en Madrid.

La Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social del Congreso de los Diputados ha aprobado este miércoles por unanimidad una ley que elevará de los 140 a más de 600 euros la pensión de orfandad de los hijos de víctimas de violencia machista, con efecto retroactivo desde 2004. El texto modifica las pensiones de huérfanos por asesinatos de este tipo para que pasen de ser contributivas a no contributivas, es decir, para que no dependan de que la madre asesinada haya cotizado a la Seguridad Social, sino que su financiación llegue través de los presupuestos. Partido Popular y Unidos Podemos han mostrado su malestar por un texto que "consideran incompleto".

En el acuerdo se ha establecido una prestación mínima de unos 600 euros —ahora son 140— para los hijos de víctimas que no hubieran cotizado o no cumplieran los requisitos mínimos (500 días en los últimos cinco años).

Para los huérfanos que sí perciben esta prestación se les aumenta del 52% al 70% el cálculo de la base reguladora de las madres, con lo que se asegura que reciban ese mínimo de 600 euros mensuales. En este caso, los socialistas han calculado que la media estará alrededor de los 800 euros.

El texto suscrito, que ha salido adelante con 35 votos a favor, proviene de un acuerdo al que llegaron todos los grupos parlamentarios el pasado 30 de octubre. El pasado año ya hubo un intento por parte del PSOE para llevar a cabo esta propuesta. Ahora, ya en el Gobierno, la iniciativa presentada por los socialistas deja "orgullo" entre sus diputados, como ha expresado la diputada Rocío de Frutos, que ha argumentado que de esta manera se garantiza "una cuantía digna" y se crea así "una prestación nueva" en el Sistema de protección de la Seguridad Social: "A todos nos gustaría que fuera más, pero este es un paso importante que ya no deja estos temas al albur del gobierno de turno". 

A pesar de la unanimidad en la votación, ha habido críticas hacia el texto, en concreto, por parte de PP y Unidos Podemos. La portavoz del partido liderado por Pablo Iglesias ha calificado la norma de "propuesta descafeinada" y ha apuntado que los beneficios que conlleva son "limitados" e "insensibles" para los menores. A su juicio, "no se recogen las disposiciones de la ONU" ni del Consejo de Europa ni del Pacto de Estado contra la violencia de género ni "el clamor de la calle" y de los movimientos feministas. Rocío de Frutos, la portavoz socialista en esta comisión, explica que las diferencias con Podemos han venido principalmente "por las cuantías". "Se han establecido según los parámetros de la Seguridad Social y lo que ellos proponían se separaban de esos estándares".

Por parte de los populares, María Dolores Alba ha denunciado que solo cubre a una parte de los huérfanos y ha pedido que se incluyan los casos de orfandad absoluta, aquellos menores que se quedan sin madre y sin padre, por ejemplo, en un accidente de tráfico. Sobre este respecto, Ciudadanos ha recordado al PP que en el texto se incluye una disposición para que el Gobierno, en un plazo de tres meses desde la aprobación, realice un estudio para abordar de manera adecuada otros supuestos de orfandad absoluta; algo que corrobora la socialista De Frutos: "Hemos quedado en avanzar y estudiarlo. Y sí, esto va a pasar". El texto ahora pasará al Senado, según la socialista, en los próximos días: "Y si no hay enmiendas, que no parece que vaya a haberlas, el trámite definitivo será breve".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información