Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hijo mayor de Juana Rivas declara ante el juez en Italia

Los padres acompañaron al menor al tribunal pero no asistieron a la declaración

Juana Rivas llega a los juzgados de Granada el pasado 2 de octubre. En el vídeo, crónica sobre la declaración del hijo de Rivas.

El hijo mayor de Juana Rivas y Francesco Arcuri ha declarado este martes en el tribunal italiano de Cagliari ante al juez que lleva el proceso civil sobre la custodia de los niños, de cuatro y 12 años. El menor ha relatado en la vista la relación que él y su hermano mantienen con sus padres. Rivas y su expareja, Arcuri, que tiene la custodia provisional de los pequeños desde 2017 y que ha llevado al menor al tribunal, han acompañado a su hijo pero no han estso presentes durante la declaración.

Tanto Rivas como su abogada habían solicitado reiteradamente que los tribunales escucharan el testimonio del niño desde que comenzó el proceso en 2017. La declaración llega después de que la granadina interpusiera a finales de octubre una denuncia contra Arcuri en la que le acusa de maltratar a los menores.

La abogada de Juana Rivas en Italia, María Eugenia Álvarez, ha explicado a este periódico que en la vista, en la que “el niño ha dicho todo lo que tenía que decir”, también ha participado el fiscal y el perito del tribunal, además del juez. Ahora esperan que el juzgado tome una decisión. Por el momento, el hijo mayor ha regresado a casa con su padre y con su hermano después de la vista en el tribunal.

La granadina, que se trasladó a Italia para acompañar al pequeño, podrá pasar este fin de semana con sus hijos. La última vista del proceso por la custodia de los niños tuvo lugar el pasado 27 de septiembre y el juez aún debe dictar sentencia. Rivas puede pasar determinados días con sus hijos en Italia, según el régimen de visitas establecido. A finales del mes pasado, después de pasar un fin de semana con los niños, se negó a devolverlos a su expareja alegando que el padre había maltratado al hijo menor, que se quejaba de dolor en la espalda y tenía varios hematomas.

Según ha explicado la granadina, el niño le contó que su padre lo había golpeado contra la cama porque no se podía dormir y también lo había lanzado contra la pared. Entonces puso una denuncia por malos tratos y consideró que no entregar a los niños era una “medida de precaución” que debía tomar dada la situación de urgencia y el peligro, que corrían los menores.

Finalmente los entregó cinco días después en una comisaría italiana. Arcuri —condenado en España a tres meses de prisión en 2009 por malos tratos a Juana Rivas, que le denunció de nuevo en 2016— negó a través de su abogado los malos tratos a los niños. El padre de los niños la denunció y pidió a la Justicia que ordenara la entrega inmediata de los menores para que pudieran volver a la escuela. Además, solicitó que se suspendiera el derecho de visitas de Rivas o que estas se hicieran con vigilancia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información