Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal seguirá con una hora menos

El Observatorio Astronómico Nacional pide que se adelante a septiembre el horario de invierno

Un cambio horario para contentar a los ingleses.
Un cambio horario para contentar a los ingleses.

El Gobierno portugués, geográficamente el más occidental de la Unión Europea, ha comunicado a Bruselas que quiere mantener el horario de invierno y el de verano; aunque, según el Observatorio Astronómico Nacional (OAL), lo más beneficioso sería hacer el cambio en el último domingo de septiembre y no en el de octubre, debido a que astronómicamente no tiene lógica en ese mes. Todo apunta a que pese a la propuesta de la Comisión Europea y al resultado de la consulta europea online, a que la modificación horaria seguirá en los próximos años. Portugal lo ha comunicado formalmente a Bruselas, sobre la base de un amplio informe del OAL que reconoce que el ahorro energético es pequeño, pero que los beneficios en los hábitos de las personas son importantes. "La solución para la mejor hora legal del país es la actual", dice.

El OAL recuerda que la fecha de octubre fue una concesión al Reino Unido y que hoy, con el Brexit, deja de tener sentido.  "La Unión Europea y el Estado portugués", dice el informe de OAL, "deberían apoyar y aprobar la mejoría del régimen actual del horario de verano, alterando para el último domingo de septiembre su término. Ese era el régimen hasta 1995 en los países continentales, y demuestra que siempre fue la elección, a lo largo de muchas décadas, con la que todos los pueblos se sentían relativamente bien".

El OAL le echa la culpa a la Reino Unido de aquello, "por un lado debido al Brexit, pero por otro debido a algún descontento de la población, que se ha mostrado en los últimos años a través de encuestas y en el parlamento europeo es el momento para emprender este cambio. Recuérdese que fue por causa de la tradición diferente en las islas británicas y debido al espíritu de compromiso, por lo que la UE escogió el último domingo de octubre para acabar con el periodo veraniego y armonizar la hora en todo el espacio comunitario europeo".

Si Portugal se quedara con el horario de verano, en invierno vería amanecer a las nueve de la mañana, lo que no es la mejor solución ni para los trabajadores ni para los estudiantes. Si el cambio se realizara en septiembre, aún la salida del trabajo sería con luz solar. Si se quedara siempre con el horario de invierno, en verano vería amanecer a las cinco de la mañana, con lo que el mundo laboral y el del ocio desperdiciarían muchas horas de luz natural. "Ninguna de las hipótesis sin horario de verano es una buena solución para el país, siendo la elección UTC+1 la peor de todas. Exclúyase totalmente la solución UTC+1 como horario de verano por ser nefasta para la población", dice OAL.

Al igual que en España, Portugal tiene que lidiar con la diferencia horaria de uno de sus archipiélagos, la Azores, con una hora menos respecto a Lisboa y dos en relación con la España peninsular.

Si una mayoría de países europeos decidiera acabar con el cambio horario, la decisión debería ser aprobada posteriormente por la Comisión Europea y por el Parlamento Europeo. La posibilidad se planteó después de que este verano Bruselas lanzara una encuesta online sobre el tema. De sus 500 millones de habitantes respondieron 4,6 millones, la respuesta más abultada de su historia. El 84% señaló que prefería mantener todo el año el mismo horario, aunque unos querían el de verano y otros el de invierno. Solo chipriotas y griegos se manifestaron mayoritariamente por dejar las cosas como están.

Los partidarios del horario de verano para todo el año son todos los países con la excepción de Dinamarca, Finlandia, Chequia y Holanda, que prefieren el de invierno.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >