Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tercio de los españoles no se preocupa de su nivel de colesterol

Las comunidades donde hay menos conciencia sobre el tema son Canarias y Aragón

Blanca Martín asegura rotunda que no tiene elevado el colesterol. Su afirmación, sin embargo, no se basa en los resultados de una analítica, sino en "pistas": es joven, delgada y no presenta ningún malestar físico. Tiene 25 años, pero ni la edad ni los kilos ni la sensación de bienestar son una garantía. No en este caso. El colesterol es asintomático y, por tanto, silencioso. "Puedes tenerlo elevado, incluso si eres un niño, y sentirte de cine", matiza María Colomer, la responsable del área de Educación Alimentaria de la Fundación Española de Dietistas y Nutricionistas (FEDN).

El caso de Martín no es infrecuente. A uno de cada tres españoles mayores de 18 años no le preocupa su nivel de colesterol, aunque uno de cada dos lo tiene elevado, es decir, por encima de los 200 miligramos por cada decilitro de sangre. Son cifras "alarmantes", han advertido este jueves la FEDN y la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) durante la presentación de un estudio del Instituto Flora. Más, si se toma en cuenta que la hipercolesterolemia —alto nivel de colesterol es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, la primera causa de mortalidad en España.

El informe elaborado con encuestas a 3.700 personas de todo el país revela que las comunidades donde hay menos conciencia sobre el nivel del colesterol son Canarias, donde el 45% asegura que no le importa, Aragón (45%), las Islas Baleares (37%) y Cataluña (37%). Las regiones donde le dan más importancia al tema son La Rioja, donde el 79% muestra preocupación, Extremadura (76%) y Navarra (71%).

Los resultados muestran que, en algunos casos, existe una correspondencia entre una menor preocupación por el colesterol y una mayor mortalidad por enfermedad cardiovascular, como en Canarias, según el presidente de Semergen, José Luis Llisterri. "Si no es un tema que te preocupa, no haces nada para prevenirlo", añade el médico.

Más del 30% de las muertes anuales se producen por un infarto o un ictus, pero un 20% de la población ni siquiera sabe qué enfermedades están vinculadas al colesterol

El informe también revela incongruencias o, al menos, desconocimiento. El 32% de la población adulta declara tener el colesterol elevado, una cifra que contrasta con la ofrecida por el estudio Enrica, de la Universidad Autónoma de Madrid, que señala que uno de cada dos españoles tiene el colesterol elevado. "Es posible, entonces, que el 20% de quienes lo tienen alto ni siquiera lo sepan y así desconocen que tienen riesgo de sufrir un infarto o un ictus", afirma Ana Palencia, del Instituto Flora.

El estudio pone de manifiesto que dos de cada siete españoles creen que el colesterol lleva asociado algún síntoma, como el cansancio, la obesidad o los mareos, cuando se trata de una enfermedad "totalmente asintomática". El 20% de la población ni siquiera sabe qué enfermedades están vinculadas al colesterol, aunque más del 30% de las muertes anuales se producen por un infarto o un ictus.

El impacto también es económico. La Fundación Española de Dietistas y Nutricionistas estima que la hipercolesterolemia que se calcula que afecta a uno de cada dos niños puede suponer un gasto sanitario directo de 300 millones de euros al año y un coste total de 665 millones si, por ejemplo, al gasto farmacéutico se suman las bajas laborales.

El 80% de las enfermedades cardiovasculares se pueden prevenir con hábitos de vida saludables, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y uno de los elementos clave es la alimentación. El 90% de la cesta de la compra, recomienda Colomer, debe incluir productos frescos: "Está bien mirar las etiquetas de los productos procesados y elegir aquellos que tengan menos sal, azúcares y grasas, sobre todo saturadas, pero hay que comprar más verduras, frutas, pescados".