EE UU prohíbe repatriar en el mismo avión a enfermos y sanos

Emite una guía sobre qué debe hacerse en todo el proceso de traslado de un paciente de ébola

Trabajadores sanitarios se preparan para trasladar un cadáver abandonado en Monrovia.
Trabajadores sanitarios se preparan para trasladar un cadáver abandonado en Monrovia.REUTERS

El Centro de Control de Enfermedades de EE UU —el referente científico de la sanidad internacional— ha emitido una guía para el caso de que haya que repatriar a más personas con ébola. En ella, de manera destacada, se prohíbe que personas sanas compartan el avión medicalizado con los enfermos, o que viajen más de dos afectados en el mismo vuelo. De hecho, el traslado de los dos cooperantes estadounidenses a Atlanta, el médico Kent Brantly y la misionera Nancy Writebol se hizo en dos vuelos diferentes (y pagados por su organización, que también se encargó de buscar el tratamiento experimental que están probando). Por el contrario, España trasladó en el mismo avión a Miguel Pajares, enfermo de ébola, y Juliana Bonoha, que había dado negativo ya en el primer análisis de ébola realizado en Liberia, y que finalmente, se confirmó en Madrid que no esta infectada.

Más información
La OMS pide a los países afectados que hagan controles en sus fronteras
Tabaco contra el ébola
Los huérfanos de la epidemia
Un millón de personas están en cuarentena en África por el ébola

En el manual del CDC se indica que en el vuelo irá el menor número de personal posible. Y que estos traslados solo se ejecutarán cuando sea estrictamente necesario. El enfermo deberá viajar en una unidad de aislamiento con un sistema de filtrado de aire, para evitar que pueda haber emisión de gotas de fluidos contaminados, y el personal debe llevar equipo de protección total. Incluso, dado que puede haber problemas como falta de espacio para delimitar una zona limpia, se recomiendan medidas de protección extra, como el uso de dos pares de guantes superpuestos.

Uso de agujas

El manual detalla lo que debe hacerse en todo el proceso del traslado. Por ejemplo, establece que debe evitarse en lo posible el uso de agujas u otro material cortante a bordo, “sobre todo en zonas de turbulencias”. El objetivo de este consejo es evitar que el personal sanitario se pueda infectar accidentalmente si se pincha.

En el caso de las personas sospechosas pero asintomáticas, se aconseja que no viajen en vuelos comerciales, aunque tengan poca posibilidad de transmitir la enfermedad. En este caso, sin embargo, no hace falta el uso de equipos de protección.

Además, el CDC también ha publicado unos panfletos con instrucciones sobre cómo ponerse y, sobre todo, quitarse los equipos de protección. Por ejemplo, da precisas normas instrucciones sobre cómo quitarse los guantes (su superficie puede estar contaminada), igual que a parte exterior de las mascarillas o las gafas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS