Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
‘IN MEMORIAM’

María Cruz Seoane, una lúcida mirada sobre el periodismo

Salvador Giner la calificó de "la más descollante historiadora de la prensa española"

Sería difícil imaginar que alguien, tras su paso por las aulas de una facultad de Periodismo, no reconozca la gran aportación de María Cruz Seoane (A Coruña, 1935), fallecida el pasado martes de cáncer a los 79 años en Madrid. Mari Cruz Seoane alcanzó notoriedad sobre todo a partir de 1983, año en que se publicó el primero de los volúmenes que escribió, en colaboración con María Dolores Saiz, sobre la Historia del periodismo español.

En 1997, cuando estábamos iniciando los estudios de Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid, como responsable de su puesta en marcha acudí a Mari Cruz Seoane. ¿Quién mejor que ella para explicar la asignatura de Historia del Periodismo en España? Aceptó la propuesta con un entusiasmo que desbordó mis expectativas, y arrancó así una etapa en la que impartió sus conocimientos en la Carlos III, cuyo entonces rector, Gregorio Peces-Barba, creía fervientemente en que la opinión pública bien informada a la que él aspiraba solo la haría posible el buen periodismo.

A ese proyecto se sumó Mari Cruz Seonae —“la más descollante historiadora de la prensa española”, como la definió Salvador Giner— con su desbordante vitalidad y sabiduría, pero también con esas cualidades solo propias de los grandes: la humildad, la sencillez y la naturalidad. O, por decirlo en palabras de su amiga y colaboradora Carmen Martín Gaite, con el buen hacer de una persona que sabía unir “la paciencia, el rigor y la modestia al pulso selectivo, al buen olfato y a la sensibilidad”.

Desarrollaba su labor docente cuando surgió el proyecto de escribir una historia de EL PAÍS. Muchas veces me mostró su satisfacción por los avances de la investigación; cómo iban superando las dificultades para abordar las situaciones complicadas del periódico y el grupo, cómo iban desbrozando el terreno y abriendo paso a la siempre complicada labor de entender y hacerse entender... Viví todo el transcurrir de ese trabajo, primero el encargo, luego la tarea de archivos, hemeroteca, documentación de todo tipo, el temor inicial a que se le restara libertad a su investigación... No fue así, y las dos autoras, ella y su hija, Susana Sueiro, lo culminaron en 2004 con la publicación de la Historia de EL PAÍS y el grupo PRISA (Plaza y Janés).

Algo que caracterizó a Mari Cruz Seoane fue su pasión por la investigación y esa generosa disponibilidad personal propia de quien entiende que compartir forma parte de la tarea del intelectual. Por eso, ni la enfermedad ni los avatares de la vida le impidieron seguir trabajando, investigando, asumiendo compromisos.

Ejemplo de su portentosa fuerza de voluntad y optimismo vital, hace apenas tres meses, ya muy debilitada por el tratamiento de su enfermedad, aún accedía a mi petición de impartir una charla en el marco de un homenaje a Carmen Martín Gaite en nuestra universidad. Gracias por todo, Mari Cruz.

María Pilar Diezhandino Nieto es catedrática de Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid.