Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete universidades españolas, en el ‘top 100’ del mundo de campus jóvenes

España es el cuarto país con más centros entre los mejores de menos de 50 años

La publicación británica Times Higher Education (THE) elabora el 'ranking'

La Universidad Pompeu Fabra de Barcelona ocupa el puesto 13 del mundo

Siete universidades españolas figuran entre los 100 mejores campus jóvenes del mundo, según el ranking que elabora anualmente la publicación británica Times Higher Education (THE) para clasificar las más destacadas instituciones educativas de ámbito superior de menos de 50 años. España es, además, el cuarto país —por detrás de Reino Unido, Australia y EE UU— con más campus en este top 100. La Universidad Pompeu Fabra, creada en 1990 en Barcelona, ocupa el puesto 13.

Times Higher Education elabora una de las clasificaciones internacionales de universidades de mayor repercusión, junto a la que hace la Universidad de Shanghái. Desde 2012, publica también el ranking de campus de menos de 50 años; en la clasificación general la media de edad de las 100 mejores instituciones es de 200 años. Ninguna universidad española se cuela entre las 100 mejores en el ranking general de THE (la Pompeu Fabra, la mejor situada, está en el puesto 164), pero en el top 100 de centros jóvenes España mejora notablemente su posición: con los siete campus que coloca entre los mejores, supera a Francia (con seis), a Alemania (seis), Canadá (cinco) Taiwan (cuatro) o Hong Kong (tres).

Fuente: The Times Higher Education, Thomson Reuters.
Fuente: The Times Higher Education, Thomson Reuters.

Además de la Pompeu Fabra, aparecen entre las 100 mejores la Universidad Autónoma de Barcelona (en el puesto 23), la Universidad Autónoma de Madrid (58), la Universidad Rovira i Virgili, de Tarragona (66), la Universidad de Vigo (76), la Universitat Politécnica de Valencia (77) y la Universidad Politécnica de Cataluña (95). La mejor universidad del mundo de menos de 50 años es, según el ranking, la Pohang University of Science and Technology de Corea del Sur (que en la clasificación general cae al puesto 60).

La publicación analiza 13 indicadores, englobados en cinco categorías: investigación, repercusión de la producción científica (número de citas), docencia, internacionalización e innovación. Son los mismos indicadores que en la clasificación general, pero se reduce el peso del prestigio académico porque las instituciones antiguas gozan de más prestigio por “su larga herencia de excelencia”, dice la publicación. En el caso de los campus jóvenes, añade, el análisis debe basarse más en indicadores “duros” y “objetivos”.

Las universidades españolas acostumbran a quedar muy rezagadas en las clasificaciones internacionales. En la de la Universidad de Shanghái (que encabeza la estadounidense Harvard) hay que esperar hasta el puesto 200 para encontrar a la Universidad Autónoma de Barcelona.

La publicación británica defiende la necesidad de una clasificación de centros jóvenes —en la que no se compite, claro, con los grandes campus del mundo, como el Instituto de Tecnología de California (Caltech), Oxford, Harvard, Standford o el Massachusetts Institute of Technology (MIT), porque las instituciones antiguas “gozan de ventajas significativas” en los rankings generales. Entre otras, dice, que “han tenido mucho tiempo para acumular propiedades y riqueza”, y “siglos para desarrollar redes de alumnos profundas y duraderas”.