La justicia condena a Madrid por jubilar forzosamente a uno de sus médicos

La sentencia dice que la orden de la Consejería de Sanidad fue "parca e indeterminada" Esta comunidad jubiló a 455 profesionales a los que previamente había autorizado a continuar

La jubilación forzosa, el año pasado, de un médico madrileño no se hizo "conforme a derecho" y por eso el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Madrid ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) a pagarle las nóminas de los nueve meses que le habrían correspondido de haber seguido en activo. La sentencia afirma que la orden de la Consejería de Sanidad que decretó la jubilación forzosa de centenares de médicos fue "parca, abstracta e indeterminada".

El Gobierno regional jubiló forzosamente a 455 médicos mayores de 65 años a los que previamente había dado autorización para prolongar su vida laboral hasta los 70. La Consejería de Sanidad, dirigida entonces por Javier Fernández-Lasquetty, se lo comunicó el viernes previo al puente de Mayo, lo que provocó una oleada de protestas entre los afectados. La explicación fue económica. Con la jubilación de estos profesionales, los mejor pagados del sistema porque acumulan trienios y carrera profesional --muchos, además, ocupan jefaturas--, el Gobierno regional pretendía ahorrar, tal y como había anunciado el mes de marzo anterior. 

La Comunidad de Madrid permitía a sus facultativos prolongar su actividad hasta los 70 años si superaban un examen físico y psicológico. Sin embargo, unos meses antes de que estallara el conflicto aprobó un Plan de Ordenación de Recursos Humanos que situaba en final de la carrera de los médicos a los 65 años, salvo "un máximo" de un 30% de los que solicitaran seguir. Esta nueva normativa se aplicó de forma retroactiva. Es decir, a los facultativos que habían solicitado la prórroga y la tenían concedida se les informó de que pasaban a estar jubilados. Decenas de ellos recurrieron.

La resolución no está motivada

Esta es la primera sentencia gestionada por los servicios jurídicos del sindicato médico Amyts que condena a la Administración. "La resolución del director general de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud, de 20 de abril de 2013, puede considerarse como insuficientemente motivada, lo que debe conducir a su anulación y a la estimación parcial del presente recurso", señala el fallo, al que ha tenido acceso EL PAÍS. 

En lugar de ir jubilando a los médicos mayores de 65 progresivamente, de manera que los servicios donde trabajan pudieran reprogramar las consultas --la gran mayoría de las plazas se quedaron sin cubrir, puesto que la tasa de reposición de los funcionarios es del 10%--, la Consejería de Sanidad optó por hacerlo de golpe y minutos antes de un puente, lo que motivó críticas del Colegio de Médicos, entre otros organismos.

La Consejería de Sanidad señaló que hay otros tres fallos que le dan la razón y que recurrirá la sentencia, informó la Cadena Ser.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50