Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de Alcázar terminan su encierro y harán una consulta ciudadana

El Gobierno municipal vota contra la iniciativa de los ciudadanos que pedía un referéndum

Centenares de vecinos se manifiestan en la plaza contra la privatización del suministro de agua

Foto de la plaza este viernes tuiteada por Izquierda Unida.
Foto de la plaza este viernes tuiteada por Izquierda Unida.

Los vecinos de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), que se encerraron hace tres días en su Ayuntamiento para protestar por la privatización parcial del suministro de agua en el pueblo, han abandonado el edificio este viernes y se han unido a una manifestación que a última hora de la tarde ha reunido a cientos de manifestantes en la plaza principal. Han anunciado que realizarán una consulta ciudadana para protestar contra la iniciativa del Gobierno municipal. "El pueblo entero ha estado aquí en la plaza, no recordábamos nada así", ha manifestado Juan Garrido, portavoz de la Plataforma Contra la Privatización del Agua de Alcázar.

El Gobierno municipal tiene intención de vender el 52% de las acciones de la empresa municipal de agua, Aguas de Alcázar, a la compañía privada Aqualia. Este mismo viernes el pleno del Ayuntamiento, gobernado en coalición por el PP y un grupo independiente llamado Ciudadanos por Alcázar (fundado por un exmiembro del PSOE), ha rechazado la iniciativa presentada por la plataforma de llevar a referéndum la venta. "Ha sido una votación de diez a favor y diez en contra. Uno de los miembros de Coalición no ha ido a votar", explica Garrido. El rechazo se ha saldado con el voto del alcalde, Diego Ortega.

"Si no quieren referéndum, haremos referéndum" es la nueva máxima de la Plataforma. Los convocantes de la protesta están convencidos de que tienen el apoyo de los vecinos de este municipio de 32.000 habitantes, y piensan realizar una consulta ciudadana para demostrarlo. Se reunirán el próximo lunes para organizarse. Desde el año pasado han recogido 11.000 firmas contra la privatización del suministro de agua.

La empresa pública Aguas de Alcázar tiene una deuda de casi 8 millones con el Ayuntamiento. El acuerdo con la privada, según la memoria histórica, aportará 1.141.922 euros de capital y otros 6,5 millones en forma de préstamo. Según la oposición, tendrá un interés del 4%. Mientras que el alcalde Diego Ortega ha culpado al anterior Gobierno municipal del PSOE de llevar la compañía municipal a la "quiebra", la oposición se defiende diciendo que la deuda contraída era con el Ayuntamiento. Por ello, declaró el antiguo alcalde José Fernando Sánchez a este periódico, la deuda se podía prolongar todo lo que fuera necesario sin necesidad de saldarla. A cambio, Aguas de Alcázar realizaba obras municipales. "El préstamo lo único que hará será aumentar la deuda", añade Garrido, de la Plataforma.

Más información