Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto en recetas de la Administración cayó en 600 millones en un año

Diciembre confirma el cambio de tendencia de esta partida, con una subida interanual del 6,8%

Las recetas dispensadas han caído en 54 millones en un año.
Las recetas dispensadas han caído en 54 millones en un año.

2013 fue un año bueno para las Administraciones en lo que respecta al gasto en medicamentos recetados (los que se recogen en farmacias). La suma de medidas (cambio del copago, exclusión de fármacos, precios de referencia) permitió que las comunidades y el Ministerio de Sanidad gastaran casi 600 millones (en concreto, 587 millones) menos que el año anterior en esta partida.

No hay datos de cuánto de esta cantidad fue asumida por el bolsillo de los ciudadanos, y cuánto se debió al efecto disuasorio de las medidas. Lo que sí se sabe es que se retiraron 54 millones de recetas menos de las farmacias.

Pero lo datos de cierre de año tienen otra lectura. En junio, la diferencia del acumulado de los últimos 12 meses de 2012 y 2013 era de poco más de 2.000 millones. Esto quiere decir que el agotamiento del impacto de las medidas –más un adelanto de la gripe, que también ha debido pesar en el consumo de medicamentos- se ha comido en seis meses 1.400 millones. De hecho se puede considerar que el así llamado gasto farmacéutico -que no incluye el hospitalario, del que no hay datos- lleva cuatro meses desbocado. En septiembre creció el 9,75%; en octubre, el 5,15%; en noviembre, el 4,84% y, en diciembre, el 6,82%.

Descontados cambios en el copago, dado que Sanidad ha renunciado incluso a implantar el de prótesis, productos alimenticios especiales y ambulancias, solo se conoce una posibilidad de embridar esta partida, que representa algo menos del 20% de lo que gastan las comunidades en sanidad: los precios de referencia. Después de las últimas modificaciones, este se fija como el del genérico más barato. Pero su entrada en vigor no es automática. Necesita de una orden ministerial ya que los precios de los medicamentos se fijan por el Gobierno. El PSOE denuncia que los nuevos tenían que haber entrado ya en vigor, y que podrían suponer un ahorro de 450 millones sin repercutir en el bolsillo de los ciudadanos. El ministerio admite que es una de las medidas que le quedan en la recámara para reducir (o, al menos, para que no se desboque) esta partida.

Más información