Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad reduce a un hecho “puntual” el bloqueo de camas de Canarias

El presidente de Canarias sostiene, sin embargo, que la falta de recursos sociosanitarios afecta a toda España

Santa Cruz de Tenerife / Valencia

El Ministerio de Sanidad trató este martes de quitar importancia a la situación que se da en los hospitales canarios en los que, como señaló el lunes el presidente de esta autonomía, Paulino Rivero, hay 400 pacientes que ya han recibido el alta pero no abandonan los centros porque no tienen dónde ir. Fuentes del departamento que dirige Ana Mato señalaron que lo que sucede en Canarias es un hecho que nada tiene que ver con la falta de recursos sanitarios, mientras que Rivero insistió ayer en la falta de medios sociosanitarios.

Sanidad trasladó a Efe que la situación “es puntual” y deslizó que se trata de un problema de gestión en la autonomía al indicar que “existen mecanismos y ejemplos de coordinación en el ámbito de las competencias de las comunidades autónomas para dar solución a esta situación”. Por ello, no se trata de nada que tenga que ver con el sistema, el modelo o los recursos, añadieron desde el ministerio.

Para Rivero, sin embargo, el origen de la situación que se vive en sus hospitales es bien distinto. El presidente autonómico —de Coalición Canaria y que gobierna gracias a un acuerdo con el PSOE— matizó las palabras del lunes en las que acusó a las familias de no recoger a estos enfermos y en las que habló de una “cuestión cultural”. Este martes apuntó hacia la falta de medios: “Existen dificultades en la coordinación y en los recursos que se disponen para atender la parte social", comentó este martes.

El político canario indicó que hay carencias de este tipo "en todas las comunidades autónomas" y por ello "no hay culpables", sino "una realidad de los tiempos que vivimos".

La directora del Servicio Canario de la Salud, Juana María Reyes, abundó en las palabras de Rivero al indicar que hay un grupo de pacientes que, una vez que reciben el alta, no abandonan el hospital porque requieren rehabilitación, porque tienen un grado de dependencia elevado o carecen de una estructura familiar que pueda atenderles.

Reyes señaló que hay 390 pacientes de este tipo hospitalizados, unos 300 en centros privados y el resto en públicos, debido a la dificultad de disponer de plazas en centros sociosanitarios (como, por ejemplo, residencias de mayores asistidas).

La Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública también se han referido a las palabras de Rivero. Destacó la falta de plazas tanto en residencias asistidas como en camas hospitalarias en toda España, una situación que se ha agravado con los recortes derivados de la crisis económica. “Se han cerrado camas y recursos sanitarios y se han reducido las subvenciones a las residencias asistidas”.

Los colegios de trabajadores sociales de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife achacaron la falta de camas a los recortes presupuestarios que ha llevado a cabo “durante los últimos cuatro años” los Gobiernos central y autonómico, que han propiciado una “falta de recursos públicos”.

Los recortes en la Ley de Dependencia “han paralizado la creación de nuevas camas sociosanitarias”, por lo que el problema no se trata de camas bloqueadas por pacientes abandonados, sino de “falta de recursos públicos como consecuencia de los recortes públicos” de las dos Administraciones.

Más información