Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad aprueba una terapia para el melanoma metastásico

El tratamiento sirve para el 50% de los afectados y duplica su esperanza de vida

Terapia que destruye los melanomas provocados por el cánder de piel, desde dentro
Terapia que destruye los melanomas provocados por el cánder de piel, desde dentro

El Sistema Nacional de Salud ha aprobado la terapia personalizada contra el melanoma avanzado o metastásico. Esta enfermedad causa la muerte de entre dos y tres personas al día en España. Al año se diagnostican unos 4.000 casos. El melanoma metastásico tiene muy mal pronóstico: actualmente la esperanza de vida media está entre siete y nueve meses. Con este tratamiento personalizado se pasa a 13 o 15 meses. El especialista de la Sociedad Española de Anatomía Patológica, José Luis Rodríguez Peralto, ha resaltado, hoy, que en más del 50% de los casos este tipo de tratamiento aumenta la supervivencia (pasa de una media de 8 a una media 14 meses) y la calidad de vida de los afectados. Se tata de aquellos que tienen la mutación BRAF. Solo uno de cada cuatro personas que padecen el melanoma matastásico cuenta con una expectativa de vida superior al año.

"Estamos prácticamente ante una prueba diagnóstica imprescindible para todos los pacientes con melanoma avanzado. La mutación está prácticamente en uno de cada dos casos. Es más común en aquellos tumores que se localizan en el tronco", explica Rodríguez Peralto.

En un tumor tan agresivo, este tipo de avances es muy importante. No se trata de una cura, pero es un paso. El oncólogo del hospital de La Paz de Madrid Enrique Espinosa explica que con la terapia personalizada el tumor reduce su tamaño. Con ello se alarga la esperanza de vida y se mejora su calidad.

El presidente del Grupo Español Multidisciplinar de Melanoma (GEM), Salvador Martín Angarra, explica que "poder utilizar un fármaco que bloquea una región alterada de la cédula tumoral tiene un gran impacto para nuestros pacientes, ya que impide la proliferación de las células malignas, con el siguiente beneficio clínico”.