Cebrián aboga por la unidad de Latinoamérica frente a la globalidad

El presidente de PRISA recibe la más alta condecoración de Chile

Juan Luis Cebrian recibe medalla de manos del embajador de Chile, Sergio Romero.
Juan Luis Cebrian recibe medalla de manos del embajador de Chile, Sergio Romero. LUIS SEVILLANO

El presidente del Grupo PRISA, Juan Luis Cebrián, ha apelado a la unión de los países iberoamericanos para ser más fuertes en el nuevo escenario de la globalización. “Latinoamérica no es ya solo nuestro futuro, sino nuestro más importante presente”, ha expuesto esta mañana al recibir en la embajada de Chile la condecoración Bernardo O'Higgins en el grado de Gran Oficial, la más alta distinción que concede el Gobierno de Sebastián Piñera a un ciudadano extranjero. El embajador del país andino, Sergio Romero, ha resaltado del “fecundo trabajo” de Cebrián en favor de la transición chilena y de su desarrollo económico. Y especialmente, su defensa del español, “la herramienta básica de la gran hermandad de nuestras dos tierras”.

En un acto cargado de emoción y arropado por su familia y por los principales directivos de PRISA, Cebrián ha querido evocar antes que nada los versos de Pablo Neruda, gracias al cual, ha dicho, comenzó a comprender y amar a Chile. Y ha resaltado igualmente la figura de O'Higgins, que representa “el esfuerzo y la convicción de unos hombres que creían en la Gran América, en la unidad de los pueblos iberoamericanos y en su destino común”.

“Es obvio”, ha dicho, “que la distinción no se me concede por méritos personales sino por presidir una corporación cuya actividad empresarial, también en los aspectos intelectuales y políticos, está unida a Chile y a su pueblo desde hace décadas”, ha expuesto el periodista y académico.PRISA tiene una sólida presencia en Latinoamérica en el ámbito de la información, por medio de las emisoras de la cadena Iberomericana Radio Chile y de EL PAÍS, el único diario global en castellano. El periódico, en una edición especial, llega a los lectores chilenos a través de las páginas de La Tercera. Muy significativa es la presencia de Santillana, que se asentó en Chile en 1968. 

Precisamente la dedicación de PRISA a la nación andina fue la razón por la que Chile distinguió al fundador y primer presidente del grupo de comunicación, Jesús de Polanco, con esta alta condecoración en junio de 2007. Cebrián, que se ha considerado “un chileno de adopción”, ha aprovechado el acto para  mostrar su “indeclinable” compromiso con Chile.

A su vez, el embajador Romero ha recordado que la presencia de PRISA en Chile y en Iberoamérica en general, “tiene la impronta de respetar no solo las legislaturas de cada país”, sino las identidades propias que conviven en la otra orilla que es “una misma cultura de mil colores”. En este sentido, ha elogiado el papel desempeñado por el suplemento Babelia como vehículo para la promoción de la literatura chilena y, por extensión, la que nace al otro lado del Atlántico. Romero ha puesto de manifiesto la gran e inmediata repercusión que para todo del mundo de habla hispana tienen las tribunas publicadas en  EL PAÍS.

Durante su discurso, tanto Cebrián como Romero han invocado la herencia política e intelectual de Andrés Bello, y su extraordinaria contribución a la construcción política chilena y al desarrollo de la identidad iberoamericana. De Bello, que redactó el primer Código Civil chileno, ha enfatizado la elaboración de la gramática española para los pueblos de América. Según Cebrián, "contribuyó quizás como nadie lo haya hecho hasta ahora a la unidad del idioma castellano, capaz de reconocer las identidades locales lingüísticas de 22 países y sus muchas otras regiones internas sin que por eso se transfigure o perturbe esa unidad inicial que nos permite poseer a los cientos de millones de hispanoparlantes un mismo diccionario, una misma gramática y una sola ortografía”.

Romero ha descrito al presidente de PRISA como un “adalid” del lenguaje y un periodista "que ha hecho de su vida un testimonio de consecuencia y coherencia”. También ha resaltado su contribución para acercar ambas naciones y buscar innovaciones y ha recordado la idea lanzada en el Foro de la Comunicación de Cádiz: “La necesidad de establecer bilateralidades legislativas que permitan que también nuestros países inviertan en los mismos campos en que España lo ha venido haciendo en las últimas décadas en nuestra región”.

La condecoración Orden Bernardo O'Higgins, prolongación de la Orden al Mérito de Chile, fue establecida por el Gobierno de Chile en 1956 con el fin de recompensar a los ciudadanos extranjeros que merecen ser distinguidos por su participación y aporte sobresaliente en las artes, ciencias, educación, deporte, industria y comercio o cooperación humanitaria y social, y es conferida por el presidente de la República de Chile a sugerencia del Ministro de Relaciones Exteriores. La insignia otorgada a Cebrián, de Gran Oficial, es de mayor relevancia y en grado superior a la de comendador. El presidente de PRISA recibió recientemente la Medalla Rectoral de la Universidad de Chile y nombrado miembro de la Academia de la Lengua chilena. Cebrián aprovechó el acto de ayer para recordar al expresidente Ricardo Lagos, a la senadora Allende y tuvo una mención especial a los Gobiernos de Bachelet y Piñera.   

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS