Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido inaugura el primer centro de autopsias digitales

Este método, basado en software 3D, pretende ser más rápido y menos doloroso para los familiares del difunto que el tradicional

El centro de autopsias digitales en Sheffield.
El centro de autopsias digitales en Sheffield.

El primer centro de Reino Unido dedicado a las autopsias digitales se inaugura hoy en Sheffield, marcando el inicio de una potencial revolución en la manera de realizar los exámenes postmorten. Software de visualización tridimensional y escáner tomarán el relevo al escalpelo en estas instalaciones de tres millones de libras (más de 3,5 millones de euros), anexas al depósito de cadáveres público de la ciudad. Será el primero de la red de 18 centros previstos en Inglaterra y Gales.

El proceso no invasivo pretende ser menos doloroso para los familiares que han perdido a un ser querido y más rápido que el método tradicional, lo que permitiría disponer antes del cuerpo para el entierro o la cremación.

Tony Simpson, director británico de iGene, la empresa que ha desarrollado el software de visualización, ha dicho: "Ahora se está utilizando la misma técnica para las autopsias que la que se usaba hace 200 años, y las cosas han evolucionado... Cuando Leonardo Da Vinci arriesgaba su vida haciendo disecciones, no podía imaginar las implicaciones que tendría su trabajo."

Equipo del centro de autopsias digitales de Sheffield. ampliar foto
Equipo del centro de autopsias digitales de Sheffield.

En el periodo de tres minutos y medio en el que el cuerpo permanece en el escáner, el patólogo puede obtener en la pantalla de su ordenador una representación en 3D formada aproximadamente por 3.400 láminas de 0,5 mm cada una, que se guardan en un archivo de seguridad.

Utilizando un escalpelo virtual, el patólogo puede rotar la imagen y retirar capas del cuerpo hasta llegar al esqueleto, así como observar los órganos internos.

El catedrático Peter Vanezis, patólogo forense asesor del Ministerio del Interior y director médico de iGene, ha dicho: "Cuando hay que realizar una autopsia, hay sitios a los que a los patólogos les cuesta acceder, y si lo hacen, tienen que mutilar el cuerpo de manera bastante desagradable."

En una segunda pantalla, el patólogo puede marcar en rojo las áreas de interés para posteriores exámenes del archivo del caso. En una tercera, si es necesario, se puede reconstruir digitalmente en 3D la escena de la muerte o del delito, utilizando fotos panorámicas tomadas en el lugar del fallecimiento.

Usando un escalpelo virtual, el patólogo puede llegar hasta el esqueleto. ampliar foto
Usando un escalpelo virtual, el patólogo puede llegar hasta el esqueleto.

Vanezis ha admitido que algunos de sus colegas patólogos se muestran escépticos y sostienen que la autopsia digital no se podría aplicar en alrededor del 25% de los casos, incluyendo los de muerte por envenenamiento y los que requirieran tomar muestras de sangre. El forense será el que decida en cada caso. Si la familia del difunto quiere utilizar este método, deberá pagar 500 libras (casi 600 euros), excepto si el forense ordena la autopsia digital porque sospecha que ha habido un crimen; en ese caso, la familia no tendrá que pagar nada,

La tecnología iGene lleva 12 años desarrollándose en Malasia, donde la empresa había abierto en 2010 su, hasta ahora, único centro de autopsias digitales, en el que se han realizado más de 3.500. En el pasado, a algunos musulmanes y judíos residentes en Reino Unido que objetaron al método invasivo tradicional se les ofreció la alternativa de pagar para que un radiólogo realizara la autopsia en un hospital utilizando un escáner de resonancia magnética.

El forense jefe, Peter Thornton, que es el encargado de inaugurar oficialmente el centro de autopsias digitales de Sheffield, ha dado la bienvenida a esta tecnología como "una ayuda importante para determinar la causa de la muerte".

La presidenta de la junta municipal de Sheffield, Julie Dore, ha dicho: "Hay innumerables familias que se podrán beneficiar de que nuestra ciudad cuente con este nuevo centro".

© Guardian News & Media 2013