Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Récord de comunicaciones láser entre la Luna y la Tierra

La NASA logra transmitir a 622 megabits por segundo desde una sonda espacial

El récord anterior, por radiofrecuencia, estaba en 150 megabits por segundo

Ilustración de la sonda espacial automática ‘LADEE’ en órbita de la Luna.
Ilustración de la sonda espacial automática ‘LADEE’ en órbita de la Luna.

Para hacer frente a la necesidad de tener un sistema de transmisión de datos en el espacio más rápido que ahora, la NASA está preparando un salto tecnológico desde las comunicaciones por radiofrecuencia habituales a las comunicaciones ópticas, ya sea con satélites próximos a la Tierra o con naves en vuelos interplanetarios. Los ingenieros aspiran a lograr una especie de internet de alta velocidad en el espacio. El desarrollo de esta tecnología se va haciendo paso a paso y el último logro ha sido un récord de transmisión de datos, a 622 megabits por segundo, mediante un haz láser de pulsos, desde una sonda en órbita de la Luna. El récord lunar anterior estaba en 150 megabits por segundo, por radiofrecuencia.

El experimento de comunicaciones se llama LLCD (Lunar Laser Communication Demostration) y se ha hecho con un terminal que lleva la sonda automática LADEE, en órbita lunar, a 384.000 kilómetros, según informa la NASA. En sentido opuesto, desde la Tierra a la nave, se ha logrado transmitir 20 megabits por segundo (libre de fallos) desde una estación en Nuevo México a la sonda lunar. El LADEE fue lanzado el mes pasado para cumplir una misión de estudio de la atmósfera lunar de cien días de duración.

También la Agencia Europea del Espacio (ESA) está implicada en el experimento LLCD, que está haciendo ensayos desde Canarias. Se trata, además, de poner en marcha la compatibilidad de las comunicaciones espaciales ópticas entre agencias.

“El LLCD es el primer paso en nuestra hoja de ruta hacia la construcción de la nueva generación de sistema de comunicaciones espaciales”, señala Badri Younes, responsables en la NASA de comunicaciones espaciales. Estos experimentos están basados en desarrollos tecnológicos del Laboratorio Lincoln del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y del Jet Propulsion Laboratory (JPL).

Desde que comenzó la aventura espacial, las comunicaciones se han realizado siempre mediante radiofrecuencia, explica la NASA en un comunicado. Sin embargo, se está llegando a un límite debido a la creciente demanda de capacidad de transmisión de datos. Las comunicaciones láser deben permitir, en el futuro, incrementar la recepción de imágenes de alta resolución y vídeos en 3D desde las sondas espaciales aumentando la velocidad de transmisión entre 10 y 100 veces. La agencia también cuenta con mejorar la transmisión de datos con artefactos en órbita cercanos a la Tierra y este tipo de comunicaciones ópticas pueden, según los expertos, convertirse en el esqueleto de la siguiente generación de la red de datos TDRS de la NASA.

El siguiente paso del proyecto de comunicaciones láser será un ensayo de larga duración denominado LCRD (Laser Communications Relay Demostration) que se lanzará en 2017. Será un experimento con equipos instalados a bordo de un satélite comercial en órbita geosíncrona y consistirá en dos módulos que utilizarán láser para enviar información a dos estaciones en tierra, una en California y otra en Nuevo México, hasta a 1,25 gigabytes por segundo, informa Space.com. Pero los ingenieros tienen aún por delante retos que vencer, como rebajar el coste del sistema, aun relativamente alto, y garantizar el apuntado preciso y constante de los finísimos láser ya que un haz emitido en la Luna, cuando llega a la Tierra, cubre solo un área de seis kilómetros (con radiofrecuencia esto no un problema porque se dispersa mucho más). Y cuanto más lejos esté la sonda espacial, más problemático resulta mantener el sistema apuntado con precisión.