Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANA AIZPÚN MARCITLLACH | PSICÓLOGA

“Son abusos de poder incompatibles con un lugar de aprendizaje”

La psicóloga Aizpún es coautora del libro 'Novatadas. Comprender para actuar'

La psicóloga Ana Aizpún (Madrid, 1985) es coautora del libro Novatadas. Comprender para actuar, un trabajo presentado en julio por la Universidad Pontificia de Comillas.

Pregunta. ¿Por qué han hecho este libro?

Respuesta. El Consejo de Colegios Mayores Universitarios buscaba una respuesta coordinada, porque cada colegio lo hace a su manera. Contactaron con la universidad para buscar un análisis más académico. Hay pocos trabajos en castellano, en inglés, miles. Querían una publicación que acabara con la ambigüedad social y con enfoque científico.

P. ¿Y qué dice la ciencia?

R. Todas las investigaciones señalan que son abusos de poder siempre, independientemente de su gravedad, y que son estructuralmente injustos e incompatibles con un lugar de aprendizaje donde se pueda desarrollar una persona.

P. ¿Estamos peor que antes?

R. No hay datos. En España hay una ley del silencio muy fuerte, en EE UU se pueden consultar porcentajes por universidades. En un estudio nacional norteamericano entrevistaron a más de 11.000 estudiantes y el 91% admitió su participación.

P. ¿Por qué es un tema tabú?

R. Ocurre como con otros problemas sociales, como con la violencia de género o el consumo de drogas. Son situaciones en las que, al principio, no se sabe muy bien si es grave o no. Se cree que no pasa tanto, que son bromas... Es un tema de concienciación social. Primero se vio como problema de los colegios, luego se asume que también lo era de las universidades y, al final, que es una cuestión social. Todos hemos visto novatadas por la calle, pero si viéramos a un hombre pegar a una mujer, actuaríamos de una forma diferente.

P. ¿Hay novatadas permisibles?

R. Me atrevo a ser muy tajante: no deben ser permitidas nunca, aunque objetivamente puedan no parecer tan graves. Lo que a lo mejor para uno es normal, otro lo puede vivir traumáticamente. Se dan en más ámbitos: militares, deportivos... Hoy socialmente no existe una condena clara, solo cuando se dan consecuencias graves y clarísimas.

P. ¿Considera que es un asunto tan grave como la violencia de género?

R. No lo equiparo a una mujer abusada por su marido. Pero hasta que la sociedad no comprendió que la violencia de género no era solo un problema de los vecinos del quinto, no se atajó. Necesitamos apoyo de la sociedad. Si soy un novato, decido combatir las novatadas y veo una sociedad que las minimiza, no me siento muy protegido.