Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete cambiará la ley para poder sancionar a las gasolineras flotantes

El ministro de Medio Ambiente anuncia que modificará una norma de 2007 por vía de urgencia

Tipificará este tipo de 'bunkering' como infracción grave, con multas de hasta 200.000 euros

Las gasolineras flotantes del Estrecho de Gibraltar, que practican un tipo de bunkering (avituallamiento de combustible a buques) muy contaminante al almacenar grandes cantidades de fuel y estar permanentemente fondeadas en alta mar, están prohibidas desde el 1 de diciembre del año pasado. Sin embargo, el Ministerio de Medio Ambiente no ha impuesto ninguna sanción por esta práctica en casi nueve meses. La justificación que daba hace unos días era la dificultad de multar cuando hay un riesgo potencial y no un daño efectivo. El ministro, Miguel Arias Cañete, ha anunciado esta mañana que este viernes llevará al Consejo de Ministros una propuesta para modificar una ley de 2007 (Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad) por vía de urgencia y poder así imponer sanciones a esta práctica.

Cañete, que ha comparecido a petición propia para hablar sobre el bunkering --también a solicitud del PSOE para explicar su vinculación con empresas dedicadas a esta práctica--, ha anunciado que cambiará el artículo 76 de la Ley 42/2007 para considerar "infracción grave la prestación del servicio de suministro de combustible mediante el sistema de fondeo permanente que ofrecen las denominadas gasolineras flotantes”. El ministro ha asegurado que hasta ahora había un "vacío jurídico" que impedía perseguirlo. Las infracciones graves se castigan con multas de hasta 200.000 euros.

El departamento de Cañete ya explicó a este diario que con la legislación actual resulta complejo sancionar el bunkering que realizan las gasolineras flotantes puesto que el real decreto con el que se creó la “zona especial de conservación” (ZEC) alrededor del Peñón remite a la Ley 42/2007, pero esta exige que se haya materializado un daño para que haya sanción. “Así se establece en la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad, que establece sanciones cuando se produce un vertido”, ha asegurado Cañete, que ha añadido: "Si los barcos están meramente fondeados y solo existe un riesgo potencial, no existe en el derecho español una norma que claramente lo tipifique como sanción”.De hecho, la práctica de las gasolineras flotantes no está prohibida por ninguna norma internacional.

Cañete ha recordado que la Comisión Europea declaró en 2008 como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), de acuerdo con la Directiva Habitats, el Estrecho Oriental. Una vez declarado con LIC, los Estados miembros, ha asegurado esta mañana, tienen la obligación de declararlo como Zona de Especial Conservación y adoptar las medidas de conservación necesarias. De ahí que prohibiera el fondeo permanente de estos buques gasolinera que, según ha explicado, el Gobierno del Peñón consiente. Ha precisado que pretende sancionar tanto al barco fondeado como al que reposta en la gasolinera en una zona ZEC.

"El Gobierno quiere que cuando la Comisión Europea venga a examinar lo que ocurre con el tránsito en la Verja, también intervenga en los asuntos medioambientales”, ha afirmado. Su departamento ha presentado denuncias ante el fiscal de Medio Ambiente por el lanzamiento de bloques de hormigón en una zona de pesca y por los rellenos para ganar terreno al mar en Gibraltar. 

Cañete también ha respondido a la oposición, que le acusa de tener intereses en el negocio de las gasolineras flotantes. El ministro ha recordado --los datos figuran en su declaración de bienes depositada en el Congreso-- que tiene unas 85.349 acciones (el 2,5% del total) por valor de 185.104 euros en la empresa Petrolífera Ducar S. L., de la que fue presidente hasta que accedió al cargo de ministro. Esta compañía se dedica, según el ministro, a almacenar combustible de otras empresas en el puerto de Ceuta y "no pregunta" de dónde procede ese combustible.

Las dos empresas arrendatarias de Ducar son Cepsa, que tiene una refinería en la bahía de Algeciras, y Vilma Oil, que se dedica al bunkering, según su página web. Mediante su tanque Sea Dweller (es una gabarra, no una gasolinera flotante) esta compañía trasvasa fuel marino a otros barcos en fondeo. El diputado del PSOE José Luis Ábalos ha señalado que pese a que Ducar no se dedica al bunkering sí forma parte de la cadena de empresas que lo hacen. Este diario preguntó hace unos días si las empresas a las que Ducar cobra un canon por almacenar combustible se abastecen en gasolineras flotantes. "Las compañías propietarias no tienen ninguna obligación contractual de informar a Ducar sobre su origen y, de hecho, no lo hacen", respondió por correo electrónico un portavoz del Ministerio de Agricultura. 

Ténicos de Hacienda de la asociación Gestha denuncian que España suministra petróleo sin IVA al Peñón, que luego se usa para bunkering, informa EP. Los Técnicos de Hacienda consideran que lo que está ocurriendo con Gibraltar es una gran "hipocresía" y un acto de "cinismo" porque España surte al Peñón del material con el que luego se hace el contrabando. Así, precisa que España le vende a Gibraltar el tabaco y los derivados del petróleo sin IVA, ni impuestos especiales, que luego Gibraltar utiliza en las gasolineras flotantes, y para realizar las ventas de tabaco que sirven para el contrabando. Por ello, piden que se prohíba a las empresas españolas que vendan petróleo a las empresas de la roca que luego lo destinan a venderlo en gasolineras flotantes.

Más información