Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TEPCO cree que la filtración radiactiva en Fukushima se dio tras mover un tanque

La empresa señala que el contenedor se instaló en la planta en junio de 2011

Japón intensificará las labores encaminadas a descontaminar las zonas afectadas por radiación

Los miembros de la Autoridad Nuclear de Japón inspeccionan la central nuclear de Fukushima el pasado día 23.
Los miembros de la Autoridad Nuclear de Japón inspeccionan la central nuclear de Fukushima el pasado día 23. EFE

La operadora de la central nuclear de Fukushima, epicentro de la crisis atómica en Japón, considera que la causa de la filtración de agua radiactiva desde uno de sus tanques se produjo tras ser desmontado y ensamblado en otro lugar. Según Tokyo Electric Power (TEPCO), el tanque, que hasta el momento ha filtrado hasta 300 toneladas de líquido contaminado, se instaló en la planta en junio de 2011, justo tras producirse el accidente nuclear, aunque más tarde fue desmontado y movido a otra zona.

La operadora continúa investigando si el problema en la unidad de contención se ha producido debido al deterioro o a un daño parcial de su cubierta, mientras comprueba la posibilidad de que las filtraciones provengan de su base, que se encuentra enterrada 20 centímetros en el suelo.

De los más de 1.000 tanques para acumular agua contaminada, TEPCO está en proceso de analizar las cerca de 350 cisternas que son del mismo modelo que la defectuosa, fabricada al calor de la crisis nuclear de forma más económica y rápida, al haberse usado resina para unir sus juntas en lugar de soldarlas.

Al margen de la filtración de 300 toneladas individualizada en ese tanque, TEPCO también descubrió en sus revisiones altos índices de radiación en la parte inferior de otros dos, con lo que procederá próximamente a trasferir el agua a otros contenedores ante el riesgo de que se produzca un mayor daño.

El Gobierno intensifica la limpieza

El Gobierno de Japón intensificará las labores encaminadas a descontaminar las zonas afectadas por la alta radiación en torno a la accidentada central de Fukushima, según ha informado hoy el viceministro nipón de Medio Ambiente, Shinji Inoue. El Gobierno, que presentará su plan para acelerar la limpieza de estas zonas con alta radiación el viernes, tenía planeado completar los trabajos de descontaminación para marzo de 2014, tres años después de que un tsunami provocara la crisis atómica de Fukushima, aunque el proceso se ha retrasado finalmente.

Tras un encuentro con el gobernador de la prefectura de Fukushima, Yuhei Sato, el viceministro adelantó que el Gobierno ampliará la zona de limpieza, en principio obligatoria para las zonas residenciales y, al menos, 20 kilómetros alrededor de ellas. "Estamos preparados para descontaminar cualquier lugar en el que vivan los ciudadanos, incluso más allá de los 20 kilómetros" estipulados, detalló Inoue.

Según confirmó, para lograrlo se se ocuparán de "las áreas aún contaminadas o de aquellas en las que se han encontrado niveles de alta radiación". Se limpiará así la denominada "zona especial de descontaminación", que alberga 11 municipios cercanos a la central de Fukushima.

Los expertos señalan que las labores de descontaminación radiactiva de esta zona costarán unos 5,13 billones de yenes (unos 39.000 millones de euros), cuatro veces más de lo presupuestado inicialmente por el Gobierno.

Tras el inicio de la crisis nuclear, la peor desde Chernóbil en 1986, el Gobierno nipón y la operadora de la central iniciaron las labores de limpieza y decretaron una zona de exclusión de 20 kilómetros en torno a la central por la alta radiación, que ha sido parcialmente levantada, aunque mantienen evacuadas a decenas de miles de personas.