Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sociedad científica Max Planck, Príncipe de Asturias de Cooperación

El organismo participa en más de 2.000 proyectos con casi 6.000 socios en más de cien países

La sociedad alemana Max Planck para la Promoción de las Ciencias, que aglutina más de ochenta institutos y centros de investigación, ha obtenido hoy el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, según ha informado la fundación que concede estos galardones.

Además de su actividad en Alemania, los institutos Max Planck participan en más de 2.000 proyectos de cooperación con casi 6.000 socios en más de cien países, entre ellos España, donde opera con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el observatorio astronómico de Calar Alto (Almería).

El jurado ha valorado la "vocación europea, el planteamiento interdisciplinar y la estrecha cooperación entre centros de investigación y universidades de todo el mundo" de la entidad.

Desde su fundación en 1948, 17 científicos posteriormente galardonados con el premio Nobel han trabajado en Max Planck, que cada año publica más de 15.000 referencias en las revistas científicas más destacadas.

Actualmente cuenta con 82 institutos dedicados a diversas disciplinas, tanto en el terreno de las ciencias naturales como en el de las ciencias sociales, siempre en el marco de la investigación básica y al margen de influencias de la política y la industria. Cada uno de los institutos ha surgido de planteamientos de un científico de elite a quien se le da mano libre en la definición de su terreno de investigación y en la elección de sus colaboradores.

La sociedad tiene una estructura abierta que le permite abrir nuevos centros para buscar respuesta a nuevos desafíos científicos y cerrar otros, cuando las áreas a las que se dedican han logrado entrar al mundo de la investigación universitaria.

Según el presidente de la sociedad, Peter Grüss, la tarea fundamental es "explorar las fronteras del conocimiento". El organismo debe su nombre al premio Nobel de física Max Planck, quien tras la II Guerra Mundial fue uno de los promotores de una institución que reemplazó a la Sociedad Emperador Guillermo con sus mismos principios, como la dedicación a la investigación básica y la búsqueda de la excelencia.

Un total de 18 candidaturas de 11 nacionalidades optaban a este premio, quinto de los ocho galardones internacionales que convoca anualmente la Fundación Príncipe de Asturias, y que este año alcanzan su XXXIII edición.

El jurado que ha concedido el galardón ha estado presidido por Gustavo Suárez Pertierra e integrado por Pedro Alonso Fernández, Enrique Barón Crespo, Eugenia Bieto Caubet, Silvia Escobar Moreno, Jorge de Esteban Alonso, Gloria Fernández-Lomana García, Enrique Fernández-Miranda y Lozana, duque de Fernandez-Miranda, Isabel Gómez-Acebo y Duque de Estrada, Jerónimo López Martínez, Ricardo Martí Fluxá, Luis Javier Navarro Vigil, Rafael Sánchez-Barriga Fernández y Ruiz y Alicia Castro Masaveu (secretaria del jurado).