Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristina Fernández nunca rechazó peticiones de audiencia al cardenal Bergoglio

La Conferencia Episcopal argentina desmiente en un comunicado las versiones publicadas en diversos medios

La presidenta argentina y el papa Francisco.
La presidenta argentina y el papa Francisco.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández jamás desatendió ninguna solicitud de audiencia del papa Francisco cuando era arzobispo de Buenos Aires, como se informó en varios medios argentinos y también en EL PAÍS. La oficina de prensa de la Conferencia Episcopal Argentina emitió el miércoles un comunicado de dos párrafos en el que desmiente las informaciones donde se afirmaba que Fernández rechazó entre 10 y 14 peticiones de entrevista por parte de Bergoglio. El escrito precisa que al entonces cardenal les fueron concedidas las tres entrevistas que pidió.

“Ante las reiteradas consultas periodísticas, esta Oficina de Prensa considera necesario aclarar, que el entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio, no solicitó entrevistas personales con la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernandez de Kirchner”, señala el comunicado. “Como Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y acompañado por los miembros la Comisión Ejecutiva, el Señor Cardenal en tres ocasiones le solicitó entrevistas a la Señora Presidenta y las mismas fueron oportunamente concedidas”, concluye el comunicado.

El distanciamiento entre la Casa Rosada y Bergoglio era evidente. El cardenal no se privó de descalificar diversas leyes aprobadas por el Gobierno de Fernández, como la del matrimonio entre personas del mismo sexo. De igual forma, Bergoglio solía mantener reuniones frecuentes con diversos líderes de la oposición, como el alcalde conservador de Buenos Aires, Mauricio Macri. El expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) lo llegó a tachar como “el verdadero representante de la oposición”. Sin embargo, eso nunca impidió que en las tres ocasiones en que Bergoglio solicitó una entrevista personal con Cristina Fernández, la presidenta se las concediera. La aclaración del episcopado resulta de vital importancia dentro de las maniobras de aproximación que el Gobierno ha emprendido hacia el papa.