Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas en topless para reivindicar los derechos de las mujeres árabes

Varias mujeres se han manifestado semidesnudas en París, Berlín, Milán, Bruselas y Kiev

Las activistas apoyan a la tunecina Amina, que tuvo que 'desparecer' por una foto en topless

Activistas de Femen se manifiestan cerca de la embajada tunecina en París. Ver fotogalería
Activistas de Femen se manifiestan cerca de la embajada tunecina en París. AFP

Las mezquitas y las embajadas de París, Bruselas, Berlín, Milán y Kiev han sido testigos de las protestas simbólicas de miembros de la organización Femen, un grupo feminista ucraniano fundado en 2008, que ha convocado hoy una "yihad" europea por los derechos de las mujeres árabes. Las activistas han aparecido semidesnudas para mostrar su apoyo a la tunecina de 19 años Amina Tyler, que tuvo que 'desaparecer' tras publicar unas fotos suyas en topless. En su pecho y su abdomen desnudos se podía leer en árabe: "Mi cuerpo es mío y no representa el honor de nadie".

Eslóganes similares estaban pintados sobre los senos de las manifestantes. "Al diablo con vuestra moralidad", "La religión mata" o "Sin dueños, sin esclavas" eran algunos de los mensajes repartidos en los cuerpos de las activistas, pero el más recurrente era "Liberad a Amina". Según las leyes tunecinas, la joven podría ser condenada a una pena de seis meses a dos años de cárcel y una multa de cien a 1.000 dinares (entre 49 y 490 euros) por "atentado al pudor" (artículo 226 del Código Penal). Hay que recordar que la legislación del país árabe no contempla la pena de muerte.

Imagen publicada en el Facebook de Amina Tyler.
Imagen publicada en el Facebook de Amina Tyler.

No obstante, los juicios de las autoridades religiosas de Túnez no necesariamente coinciden con la legislación en vigor. Adel Almi, presidente de la antigua Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del vicio (que tuvo que cambiar su nombre a Asociación Moderada para la Concienciación y la Reforma para ser reconocida por el gobierno tunecino), ha afirmado que Amina merece "ser lapidada hasta la muerte" y que su acción "podría provocar una epidemia porque podría contagiar sus ideas a otras mujeres", según la página web Change.org, que ya ha recogido más de 100.000 firmas en apoyo de la joven.

 Desde la caída del Gobierno de Ben Alí en 2011 los movimientos islamistas de corte radical han experimentado un resurgimiento en el país. Estos grupos defienden una interpretación estricta de la ley islámica, la 'sharia' y han protagonizado ataques contra personalidades laicistas e izquierdistas del país, así como contra edificios y símbolos de otras religiones.

En contraposición a estos, están las fuerzas reformistas del país, que encabezaron las manifestaciones contra Ben Alí y contaban con el apoyo de las zonas urbanas por defender los derechos de la mujer y de las libertades civiles. No obstante, no lograron imponerse en las elecciones porque no consiguieron el respaldo de los núcleos rurales, en los que priman las formaciones islamistas.

Es poco probable que, mientras los islamistas sigan teniendo tanta influencia, Amina pueda volver a aparecer públicamente. Su abogada ha declarado que la joven se encuentra "bien y en casa de su familia".

Fe de errores

La Asociación Moderada para la Concienciación y la Reforma es el nuevo nombre con que se denomina a la Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del vicio. No se trata de organizaciones diferentes, como se indicó en un principio en el artículo.

Más información