Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El matrimonio gay no garantiza la pervivencia, pero tampoco el celibato”

El diputado del PP Agustín Conde se desmarca del ministro del Interior

IU pide la dimisión de Fernández Díaz por sus declaraciones sobre las uniones homosexuales

Fernández Díaz, esta mañana en Madrid.
Fernández Díaz, esta mañana en Madrid.

"El matrimonio homosexual no garantiza la continuidad de la especie, pero el celibato tampoco". Eso ha contestado esta mañana Agustín Conde, diputado nacional del PP por Toledo, al ser preguntado por las polémicas declaraciones de su compañero de partido Jorge Fernández Díaz, actual ministro del Interior, sobre las bodas gais: "El matrimonio entre personas del mismo sexo no debe tener la misma protección por los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada", dijo.

Conde, que no obstante ha subrayado que Fernández Díaz "tiene todo el derecho del mundo a opinar", ha destacado su creencia en la libertad de las personas y ha recordado que tanto las personas del mismo sexo que optan por vivir en pareja como los que eligen ser célibes "tienen los mismos derechos", siempre y cuando el proyecto de vida que elijan no cause daño a terceros. "Si dos hombres quieren irse a vivir juntos, o dos mujeres, pueden vivir juntos y disfrutar de sus derechos", ha dicho.

Agustín Conde ha recordado también que, aunque él fue contrario y sigue pensando que el matrimonio no es el mejor nombre que dar a estas uniones, es un asunto resuelto una vez que el Tribunal Constitucional ha avalado estas uniones.

Continúan así las críticas a las palabras que el ministro del Interior pronunció esta semana en un coloquio en Roma, que desde un primer momento provocaron el rechazo de todos los partidos, incluido el suyo. El secretario de Justicia, Derechos y Libertades del PP, Iñaki Oyarzábal, le desautorizó y aseguró que las declaraciones de Fernández Díaz no vinculaban al grupo.

Esta mañana Izquierda Unida ha exigido su "inmediata dimisión" por considerar que "bajo ningún concepto puede encabezar un ministerio un dirigente que no representa a toda la ciudadanía, no defiende la igualdad y la diversidad ni respeta las leyes democráticas, la Constitución y la Declaración Universal de los Derechos Humanos".

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, también se ha manifestado esta mañana al respecto y ha recordado que "hay que hacer lo que las leyes dicen y el Tribunal Constitucional (TC) ha sentenciado". "Me atengo a la legalidad vigente y a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre esta materia, ha dicho.

Más información