Sanidad propone limitar a cinco las patologías que analiza la prueba del talón

El ministerio establece las líneas comunes de la cartera básica de todas las comunidades La reproducción asistida en la red pública solo será para menores de 40 años sin hijos

El Ministerio de Sanidad propondrá esta tarde a las comunidades que limiten las patologías analizadas con en el cribado neonatal —conocida como prueba del talón— en cinco. La medida, que se debatirá y que se aprobará previsiblemente —dada la mayoría del PP— hoy en el Consejo Interterritorial de Sanidad, tiene por objetivo que todas las autonomías unifiquen estos análisis. Ahora hay una gran disparidad en esta prueba que se hace a los bebés a los cinco días de nacer: algunas analizan hasta 33 y otras solo tres. No obstante, Sanidad no ha decidido unificar por arriba, sino recortar. En la reunión que la ministra Ana Mato mantendrá esta tarde con los consejeros autonómicos —y en la que se aprobará además el copago del transporte sanitario no urgente y en productos dietoterápicos— se propondrá que se adopten criterios comunes también en el área de reproducción asistida para que solo tengan acceso a tratamientos de fertilidad en la sanidad pública las mujeres que no superen los 40 años y los 55 en el caso de los hombres, y que no tengan hijos sanos. Las comunidades que quieran dar más prestaciones de las que aparecen en la lista de la cartera básica de servicios, podrán hacerlo, según el decreto del Gobierno, pero solo si acreditan que cuentan con suficiente financiación.

Estas líneas y otras en materia de implantes oculares, rehabilitación o genética son las primeras propuestas de Sanidad para establecer una cartera básica de servicios en todas las comunidades. Para elaborarla, explican fuentes del departamento de Ana Mato, el ministerio ha tenido en cuenta las recomendaciones de grupos de expertos y sociedades científicas sobre estas áreas. En el caso de las pruebas del talón, llamada así porque la muestra de sangre para analizar se toma de una pequeña punción en el talón del bebé y con la que se diagnostican algunas enfermedades relacionadas con el metabolismo de los ácidos grasos, orgánicos y de los aminoácidos, se propondrá que se busque el hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, deficiencia de acil-coencima A, fibrosis quística y anemia falciforme.

Sanidad propondrá la inclusión de otras cinco patologías con base en estudios que está realizando un grupo de trabajo y que estarán listos, previsiblemente, en el primer trimestre de 2013. La introducción de estas enfermedades en la lista de las estudiadas con las pruebas del talón se realizará, según dice el documento que el departamento de Mato ha enviado a las autonomías para que lo estudien y al que ha tenido acceso EL PAÍS, “de manera progresiva, racional y eficiente para aquellos cribados de los que se disponga de suficiente evidencia científica sobre los beneficios en salud y de estudios de coste efectividad que avalen su inclusión en la cartera básica de servicios”. Ahora hay comunidades como Extremadura o Andalucía que detectan más de 25. Otras como Castilla-La Mancha —que ya recortó a principios de año las patologías a analizar— solo analizan tres.

Sanidad propondrá la inclusión de otras cinco patologías en 2013 si resulta eficiente

En cuanto a las propuestas en el área de reproducción asistida, Sanidad propone que no se financien los tratamientos de mujeres que hayan cumplido los 38 para los tratamientos de fertilidad y 40 años para la fecundación in vitro o inseminación artificial. En el caso de los hombres, no podrán sobrepasar los 55. Tampoco podrán acceder a estos servicios las personas que tengan algún hijo sano ni las que se hayan sometido a una esterilización voluntaria. Las mujeres que acudan en solitario tendrán que acreditar problemas de fertilidad —que lleven un año intentando concebir sin lograrlo— algo que, si no se clarifica, puede dejarlas fuera a todas. Este criterio, según fuentes autonómicas, ya se seguía en la mayoría de las comunidades autónomas.

Sanidad propone también limitar el número de intentos a tres en una fecundación asistida y cuatro en una inseminación artificial. Ana Mato pretende con ello unificar la diversidad de criterios que hay entre las distintas autonomías. En España, solo por detrás de Francia y Alemania, es el tercer país de Europa donde se realizan más tratamientos de reproducción asistida, aunque no solo se hacen en la sanidad pública. Al año, se efectúan unos 54.000.

Las mujeres solas deberán acreditar problemas de fertilidad  para un tratamiento 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50