Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hacer huelga es nuestra medida de presión para que nos escuchen”

La AFEM denuncia que la gestión privada buscará el beneficio económico además del sanitario

La Asociación de Médicos Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) ha explicado en una rueda de prensa los motivos de seguir con la huelga ante los planes del Gobierno regional de privatizar la sanidad pública. Acusan al consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, de "no querer debatir el asunto con los médicos", además de "favorecer los intereses de empresas privadas bajo la premisa que estas gestionarán mejor y con más eficacia la sanidad madrileña", ha destacado Fátima Brañas, portavoz de esta organización.

Brañas, especialista en geriatría del hospital Infanta Leonor, ha expresado el "profundo rechazo" del personal sanitario a los planes que quiere llevar a acabo la Comunidad de Madrid. Además ha subrayado que la falta de disposición del consejero de Sanidad a dialogar y lograr un consenso con los médicos les ha llevado a “hacer huelga" como "medida de presión" para que les escuchen.

La AFEM considera que la privatización de la sanidad no tiene ningún "rigor científico" ya que en ningún momento se ha tenido en cuenta la opinión del personal médico, quienes saben "mejor que nadie" como gestionar un ambulatorio o un hospital.

Brañas ha recordado que el pasado 31 de octubre, los médicos madrileños recibieron un correo electrónico de la consejería en el que comunicaba cuáles iban a ser las nuevas medidas de ajuste. Estas, denuncia AFEM, no se correspondían con las propuestas para mejorar la gestión de los centros recogidas en los 47 planes estratégicos que había encargado la propia consejería a los profesionales.

La privatización de la sanidad no tiene ningún rigor científico, según los profesionales del sector

Los médicos han manifestado su intención de seguir con la huelga hasta que el Gobierno de la Comunidad de Madrid escuche sus peticiones y "esté dispuesto a sentarse a dialogar".

Además de Brañas, también estaban presentes otros profesionales sanitarios. Entre ellos Joaquín Carreti, psicoanalista del hospital 12 de Octubre, quien ha afirmado que la respuesta del consejero de Sanidad tras la manifestación de la marea blanca, el pasado jueves, de "no escuchar a miles de personas, es un atentado contra la democracia". Carreti ha acusado además a la Comunidad de Madrid de actuar "con prepotencia y arrogancia" al no querer escuchar a las asociaciones científicas, universidades, profesionales de la salud y los miles de ciudadanos madrileños "que no quieren ver como se privatiza su sanidad".

Indalecio Cano, cirujano pediatra que también ha participado en la rueda de prensa, ha subrayado que "no salen las cuentas con las supuestas medidas de ahorro que quiere llevar acabo la consejería de Sanidad".  Según la denuncia de AFEM, "una empresa privada tendrá que atender a los pacientes con un presupuesto y obtener beneficios. Así que habrá una división clara entre los pacientes que son rentables y los que no". 

Belén Padilla, médico de infecciones contagiosas del Gregorio Marañón, ha puesto el foco en que la huelga  nada tiene que ver con la política sino con "un derecho". "La razón de la huelga es porque velamos por la salud y el bienestar del paciente".

 

Más información