Una nueva especie de mosquito complica la lucha contra la malaria

El insecto pica a horas en las que no se han tomado precauciones

Una balsa actúa como trampa para mosquitos en un poblado de Kenia.
Una balsa actúa como trampa para mosquitos en un poblado de Kenia.noor khamis (biovision)

Hasta ahora, se pensaba que la malaria sólo se transmitía al ser humano a través de un tipo particular de mosquito, el Anopheles. Pero un grupo de científicos acaba de descubrir una nueva especie de mosquitos en el oeste de Kenia que también puede transmitir esta enfermedad. Además, este nuevo tipo podría ser más peligroso que el Anopheles porque empieza a picar más temprano y en el exterior, cuando muchas personas aún no han tomado precauciones para evitar picaduras.

"Estos nuevos mosquitos sin identificar son potencialmente peligrosos porque son activos en el exterior y pican más temprano, por lo que pueden eludir las actuales intervenciones basadas en el interior (de las viviendas) para controlar los mosquitos", resume Jennifer Stevenson, la autora principal del estudio que habla del nuevo insecto e investigadora en la London School of Hygiene & Tropical Medicine (LSHTM).

En 2010, murieron unas 655.000 personas en todo el mundo por malaria, el 90 por cien de ellas en África y la mayoría niños menores de cinco años. En total, hubo alrededor de 216 millones de casos de malaria en todo el planeta, según las cifras más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta organización también alerta de que la incidencia de la malaria conlleva tales pérdidas económicas para un país que puede llegar a reducir su producto interior bruto hasta en un 1.3 por cien anual.

La malaria es la principal causa de muerte en Kenia, donde una quinta parte de las muertes en niños menores de cinco años se debe a esta enfermedad, según cifras del Gobierno y del Kenya Medical Research Institute, que ha colaborado en el estudio que ha descubierto esta nueva especie.

Más información
La malaria ha determinado la evolución del ser humano
La vacuna de la malaria se comercializará en tres años a seis euros la dosis

Los mosquitos Anopheles acostumbran a permanecer en el interior de las viviendas y suelen picar a las personas durante la noche. Por estos motivos, era relativamente fácil prevenir la malaria mediante el uso de insecticidas y de redes mosquiteras en las casas en las zonas de riesgo.

De hecho, la OMS señala que, desde el año 2000, ha habido una disminución del 25% en las muertes por malaria en todo el mundo y del 33% en África. Sin embargo, las diferentes costumbres del mosquito descubierto ahora implican que pueda llegar a transmitir la malaria a personas que solo tomen las precauciones adecuadas contra el Anopheles, lo que podría aumentar la incidencia de esta enfermedad en las zonas afectadas por el nuevo insecto.

Stevenson y su equipo capturaron cientos de mosquitos en el poblado de Kisii, en el oeste de Kenia, a través de trampas fuera y dentro de las casas. Más del 65% de los insectos fueron capturados en el exterior. Los investigadores pudieron analizar genéticamente 348 mosquitos y más del 40% de estos resultaron pertenecer a esta nueva especie. Cinco mosquitos de este nuevo tipo eran portadores del parásito de la malaria, lo que se considera un índice alto de portadores, y dos de ellos ya habían picado a personas, según explica en una nota este centro de investigación. Por el momento, esta nueva especia se ha encontrado sólo en este poblado de Kenia.

"Este descubrimiento nos recuerda que la biología básica de la transmisión de la malaria es sutil y compleja: aún hay muchos huecos en nuestro conocimiento y diferencias locales que no entendemos", señala Jo Lines, profesor adjunto de Control de la Malaria y Biología del portador en la LSHTM.

Estos nuevos mosquitos son activos en el exterior y pican más temprano

Pero no todas las noticias recientes sobre la malaria son negativas. Investigadores de la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica anunciaron a finales de agosto el descubrimiento de un nuevo compuesto que podría curar la malaria en una sola dosis y sin efectos secundarios.

"Nuestro equipo tiene esperanzas de que, tras rigurosos ensayos, este compuesto se revelará como una medicina extremadamente efectiva contra la malaria, una enfermedad que está detrás del 24 por cien de las muertes infantiles (de menores de cinco años) en el África subsahariana", dijo el 28 de agosto en rueda de prensa Kelly Chibale, líder del equipo investigador y profesor en el departamento de Descubrimiento y desarrollo de medicinas de esta universidad.

"Hoy es realmente un día para que la ciencia y los científicos africanos estén orgullosos", añadió Chibale, cuyo equipo ha colaborado en este trabajo con la fundación suiza Medicines for Malaria Venture.

Este nuevo compuesto consiguió curar en una sola dosis oral a todos los animales infectados con malaria en los que se probó, además de ser activo contra tipos de parásitos que muestran una cierta resistencia frente a otros tratamientos. En la actualidad, hay diferentes tratamientos contra la malaria pero todos consisten en varias tomas durante varios días. En ocasiones, el paciente abandona el tratamiento tras la mejora inicial en los síntomas pero sin haber llegado a eliminar completamente el parásito, algo que resolvería este nuevo posible tratamiento.

Los 'Anopheles' acostumbran a permanecer en las viviendas 

Además, este compuesto actúa contra el parásito en varios momentos de su ciclo vital, lo que podría llegar a bloquear su transmisión de persona a persona e incluso conducir a la posible erradicación de la enfermedad. El siguiente paso es preparar este compuesto para ensayos clínicos en seres humanos.

La malaria o paludismo es una enfermedad causada por el parásito Plasmodium, que se transmite a los humanos a través de la picadura del mosquito Anopheles y de esta nueva especie descubierta en Kenia. Los síntomas aparecen entre 10 y 15 días después de la picadura y se pueden confundir con los de una gripe, ya que consisten en fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, vómitos y dolor muscular. Hay cuatro tipos de malaria y el más peligroso, causado por el Plasmodium falciparum, puede ser mortal si no se trata durante las primeras 24 horas tras la aparición de los síntomas.

Por el momento, no existe vacuna contra esta enfermedad, debido en parte a que el organismo causante de la malaria es un parásito y por tanto más complejo que un virus o una bacteria. De hecho, aún no se ha conseguido ninguna vacuna contra un parásito, según la Malaria Vaccine Initiative, que también critica que no se ha invertido lo suficiente en el desarrollo de una vacuna contra esta enfermedad.

En la actualidad, se está llevando a cabo un gran ensayo clínico en siete países africanos sobre una posible vacuna para el tipo más peligroso de malaria. Los resultados definitivos de esta prueba se esperan para 2014 y será entonces cuando la OMS formule una recomendación sobre el uso de esta posible vacuna.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS