Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Veteranos o sádicos?

Un colegio mayor denunciado por novatadas expulsa a un alumno. Acuerdo entre centros para frenar estos actos

Colegio mayor Mendel, en Madrid.
Colegio mayor Mendel, en Madrid.

El Colegio Mayor Universitario Mendel, de los religiosos Agustinos, en Madrid, ha expulsado a uno de sus colegiales después de que este se haya visto involucrado en una novatada con algunos de los jóvenes de nuevo ingreso. Hace dos años dos estudiantes de Vigo denunciaron ante el Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid a este centro, masculino y privado aunque adscrito a la universidad madrileña, por las novatadas a las que les sometieron los alumnos veteranos. Ambos decidieron dejar el colegio tras ser obligados a comer tierra, golpeados contra la pared y forzados a beber una mezcla de aceite, vinagre y champú, entre otras bromas. Uno de los afectados era asmático y el otro sufría cardiopatía. El colegio ha decidido actuar ahora y expulsar a uno de sus alumnos. Según la asociación No más Novatadas, no es un caso aislado. Este periódico intentó, sin éxito, conocer la versión del centro.

En Madrid la policía municipal vigila los parques cercanos a la Ciudad Universitaria. En la asociación tienen constancia de que hace dos semanas multaron a varios jóvenes por consumir alcohol mientras hacías novatadas. Una que está de moda consiste en llevar a los estudiantes a los parques, emborracharles y obligarles a hacer lo que no desean: les colocan de rodillas, les introducen un embudo en la boca y le echan sangría o vodka a chorro hasta que caen mareados. También les obligan a actuar como animales en fingidas carreras de caballos.

Otra novatada habitual es la del cenicero: el novato recoge con la boca o la mano la ceniza del cigarrillo del veterano; en Madrid, los nuevos alumnos son llevados en ocasiones a la Puerta del Sol para que la gente practique con ellos el tartazo al novato, según la asociación.

La presidenta de No más Novatadas, Loreto González-Dopeso, destaca como un paso adelante la reunión mantenida antes del verano con directivos de 22 colegios mayores, en la que firmaron un manifiesto que han pasado a la firma a los colegiales para que se comprometan a abstenerse de la ruda práctica de las novatadas. También se entrevistaron con varios rectores y vicerrectores.