Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Unos monos infectados con el virus Ébola se curan con un nuevo medicamento

El experimento se ha hecho con la cepa más mortífera del patógeno que, en humanos, mata al 90% de los afectados

Micrografía del virus Ébola.
Micrografía del virus Ébola.

Unos monos infectados con el virus Ébola se han curado completamente en un experimento tras administrárseles un combinado de tres anticuerpos. El éxito del ensayo abre la esperanza de encontrar un tratamiento eficaz contra este virus, que llega a matar al 90% de las personas que lo contraen. Los monos recibieron la medicación 24 horas o más después de la exposición al virus, en concreto de la cepa Zaire, la más mortífera en humanos y susceptible de ser utilizada como arma biológica, explica la revista Nature. La mayoría de los tratamientos existentes hasta ahora contra este patógeno solo aumentan la probabilidad de supervivencia del individuo afectado, pero han de ser administrados a las pocas horas de la infección.

El Ébola es un virus hemorrágico que se contagia a través de los fluidos corporales infectados. Produce fiebre alta y dolores musculares y de cabeza, seguidos, en el plazo de una semana, de hemorragias generalizadas. El 1995, un brote en Zaire que afectó a 350 personas, de las que murieron más de 250, desencadenó una emergencia sanitaria internacional.Todo trabajo en laboratorio con este mortífero virus ha de ser realizado en condiciones de máxima seguridad biológica.

La microbióloga Pat Leman analiza muestras de tejido infectado con Ébola en el Instituto Nacional de Virología de Johannesburgo (Suráfrica).
La microbióloga Pat Leman analiza muestras de tejido infectado con Ébola en el Instituto Nacional de Virología de Johannesburgo (Suráfrica).

El nuevo combinado de anticuerpos, desarrollado y probado en Canadá con monos, neutraliza una proteína de la superficie del virus que este necesita para entrar en la célula e infectarla, y ataca a la vez a esa proteína en varias localizaciones de la cubierta del virus. Este tratamiento ha sido desarrollado por un equipo de biotecnología de la Universidad de Manitoba (Canadá), dirigido por Gary Kobinger, y los resultados se presentan en la revista Science Translational Medicine.

Los científicos han hecho el experimento con varios monos (Macaca fascicularis) infectados con el Ébola Zaire. Los cuatro animales de laboratorio que recibieron la primera de las tres dosis de tratamiento en las primeras 24 horas tras la exposición al patógeno sobrevivieron, mientras que solo vivieron dos de los cuatro monos a los que se suministró el combinado de anticuerpos 48 horas después de la infección. El animal que no fue tratado murió a los pocos días. De momento, el compuesto, denominado ZMAb, solo es eficaz contra la cepa Zaire, pero no debería ser difícil hacer algo parecido para otras cepas del virus.

Un experto consultado por Nature, Dennis Burton, valora muy positivamente el avance, pero apunta que puede ser útil en humanos solo cuando es factible suministrar la medicación un día después de la infección, como muy tarde, mientras que posiblemente será inútil cuando la enfermedad ya se ha desarrollado en el organismo y han empezado a aparecer los síntomas. Por ello sigue siendo pesimista acerca del efecto de esta estrategia terapéutica para luchar contra el Ébola, virus difundido en África, especialmente en la República del Congo.