Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Invertir en renovables es más barato que importar energía de Argelia”

El comisario de Energía confirma la buena marcha del objetivo del 20% de renovables en 2020

Oettinger advierte de que hay que marcar ya objetivos a más largo plazo

Günther Oettinger, junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
Günther Oettinger, junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

La Unión Europea está en camino de alcanzar en 2020 el objetivo de que el 20% de la energía consumida sea de origen renovable, lo mismo que el 10% de la dedicada al transporte. Pero el mundo sigue tras 2020 y el comisario de Energía, Günther Oettinger, teme que si no se marcan nuevos objetivos para después la UE perderá todo lo ganado en estos años desde el 0% de partida. Bruselas quiere que los Estados empiecen a pensar en después de 2020, teniendo presente que las subvenciones a las renovables no pueden durar eternamente y que, para un país como España, “invertir en renovables es más barato que importar energía de Argelia y otros lugares”, según Oettinger.

El comisario presenta hoy una comunicación sobre la marcha del compromiso del 20% en renovables para el 2020 y está satisfecho de cómo están las cosas. “Vamos camino de conseguirlo. No hay retrasos. Pero tenemos que estar atentos”, dice en su despacho pensando ya más en el futuro, con 2030 como piedra de toque. “Un fuerte crecimiento de las renovables hasta 2030 podría crear más de tres millones de empleos”, se lee en el documento, junto a la advertencia de que “el crecimiento en energías renovables caerá tras 2020 si no hay intervenciones adicionales debido a sus altos costes y otras barreras en comparación con los costes de combustibles fósiles”.

Según él, es necesario plantear un régimen “que atraiga inversión, esencialmente privada, para lo que hace falta seguridad y claridad, una buena Administración y un buen sector bancario. Hay Estados que cambian las normas de la noche a la mañana y hacen modificaciones con efecto retroactivo. Hay que tener cuidado porque necesitamos inversión y los inversores detestan la incertidumbre. Los inversores en renovables necesitan claridad a 15 años vista”.

“Un fuerte crecimiento de las renovables hasta 2030 podría crear más de tres millones de empleos”

Las condiciones exigidas no son las que más se acomodan en esta época de crisis a los países del sur, los mejor situados precisamente para sacar partido a la energía eólica y la solar. Oettinger cree que se les puede ayudar “creando un sistema paneuropeo para el transporte de energía de origen renovable. Necesitamos más interconexiones, por ejemplo entre España y Francia”.

Para España “invertir en renovables es más barato que importar de energía de Argelia y otros lugares”, apunta el comisario. “Si el sector financiero se estabiliza y la legislación es clara y ofrece seguridad se podrán conseguir inversiones”.

Los servicios de Oettinger han criticado con dureza al Gobierno español, por el parón a las energías renovables, las tarifas excesivas con la excusa de pagar instalaciones ya amortizadas y por las subvenciones al carbón. El comisario prefiere no hacer sangre: “Tengo buen contacto con el ministro español de Industria, Turismo y Energía. Estoy seguro de que cuando el Gobierno haya resuelto los problemas más urgentes planteará una clara estrategia a medio plazo para las renovables”.

Las tecnologías extractivas avanzan a gran velocidad y los analistas prevén que la explotación de yacimientos de gas y petróleo que hace unos años se descartaban ahora tendrán sentido económico. Y además está el gas de roca. Una coalición contra la que deben abrirse paso las renovables. “Necesitamos todo tipo de energías, porque la demanda energética va a seguir subiendo”, asegura el comisario. “Las renovables serán competitivas. Los precios del petróleo no van a bajar”.

Más información