Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña llama a vacunarse a 17.000 personas por un brote de paperas

Las autoridades sanitarias concluyen que la triple vírica que se administró entre 1994 y 1996 es menos eficaz que la actual para prevenir la enfermedad

El Departamento de Salud de la Generalitat catalana ha recomendado a unas 17.000 personas de Girona que se vacunen de nuevo contra las paperas tras un brote con 106 afectados desde el pasado diciembre. Deberán volver a hacerlo aquellos que recibieron la primera dosis de la triple vírica (que protege también contra la rubeola y el sarampión) entre 1994 y 1996, periodo en que se introdujo una nueva cepa que resultó ser menos efectiva para prevenir la dolencia infecciosa. La mayoría de los afectados por el brote fueron vacunados con esta cepa, según el Departamento de Salud.

Las paperas o parotiditis es una enfermedad vírica que afecta a las glándulas parótidas, situadas entre la mandíbula y los oídos, y causa un cuadro de fiebre y dolor. El Ministerio de Sanidad introdujo la vacunación universal infantil de triple vírica en 1981. A partir de 1992, con diferencias en distintas comunidades autónomas, se cambió su composición al detectarse efectos secundarios asociados a una de las cepas (alergias e incluso casos de meningitis en otros países europeos). Unos años después se descubrió que la nueva cepa utilizada para prevenir las paperas, llamada Rubini, presentaba un efecto inmunológico menor y se volvió a sustituir por otra más fiable, explican fuentes de la Generalitat.

El brote registrado en Girona, que comenzó con tres casos detectados en la segunda quincena de diciembre del año pasado y continúa activo, ha hecho sonar las alarmas en el Departamento de Salud. Ha afectado sobre todo a tres comarcas de la provincia (Gironès, Baix Empordà y Selva) y el 50% de los afectados son jóvenes entre 16 y 18 años. Todos evolucionaron de forma favorable. La Generalitat ha enviado las dosis de vacunas a los centros de atención primaria, que ya han comenzado a ponerse en contacto con la población a la que se recomienda volver a vacunarse.