Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector audiovisual teme su colapso por el recorte en TVE

Los productores alertan de que la paralización de las series emblemáticas de la cadena estatal puede provocar un ‘efecto dominó’ en las privadas

Televisores sintonizados en canales de la TDT en un centro comercial. Ampliar foto
Televisores sintonizados en canales de la TDT en un centro comercial.

Las productoras privadas temen que la paralización de las grandes series de ficción en TVE, como Águila roja, Cuéntame cómo pasó o Isabel, provoque un desplome en el conjunto del sector. Es lo que José Manuel Lorenzo, presidente de PATE, la nueva entidad que agrupa a las productoras de televisión, ha denominado hoy efecto dominó. Las cadenas privadas se retraerán porque ven que con las series de la cadena estatal congeladas tienen menos competencia y dejarán de impulsar la ficción nacional. Esta situación generará incertidumbre e inestabilidad y será el inicio del “apocalypse now” audiovisual.

Lorenzo ha pintado este negro panorama durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación, un escenario que ha servido para la presentación en sociedad de Productoras Asociadas de Televisión de España (PATE). El hecho de que TVE haya dejado de emitir sus series más emblemáticas pone en riesgo no solo el futuro de esas obras sino que su parón afecta a toda la industria, según Lorenzo, cuya productora (Day light on, DLO), está actualmente inmersa en la realización de la serie Familia para Telecinco. “Es aberrante que se pare la producción nacional. Significa la parálisis del sector”, ha alertado el ex director general de Antena 3 y de Canal +.

José Manuel Lorenzo augura el “apocalipsis”
en la industria

Este supuesto estancamiento tiene su origen en el recorte de 200 millones de euros en el presupuesto de RTVE (sobre los 1.200 previstos). Pero Lorenzo asegura que con 1.000 millones la televisión pública debería ser capaz de producir ficción. Su receta es sencilla: meter la tijera a otro tipo de contenidos, como el fútbol, los Juegos Olímpicos y las películas americanas, “que se compran en paquetes y no se emiten la mitad”.

Las productoras españolas (236 activas en 2011) firman cada año más de 30.000 horas de programación, que representan el 25% del tiempo emitido (el 40% si se trata del horario de máxima audiencia). El sector da trabajo a 10.000 personas y factura alrededor de 8.000 millones de euros al año, el 1% del PIB. La ficción es la “joya de la corona” de la industria, pero un parón como el que ahora se avecina en TVE puede tener efectos devastadores y aniquilar la ficción, como ha ocurrido con la animación y los documentales. Los productores reclaman que los canales tengan pases limitados, aunque paguen íntegramente sus costes.

El presidente de los productores ha rechazado la acusación de que las empresas privadas hayan “esquilmado” TVE. Y tras afirmar que “el modelo no se sostiene”, ha criticado que los canales de TDT estén siendo alquilados a multinacionales de Estados Unidos, que colocan sus productos amortizados en las parrillas.

Más información