Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPACIO

El tercer carguero europeo está listo para viajar a la Estación Espacial Internacional

El lanzamiento del ATV ‘Edoardo Amaldi’ está previsto para el viernes. Lleva seis toneladas y media de víveres y combustible para los astronautas de la base

Ilustración de una nave de carga europea ATV acercándose a la Estación Espacial Internacional (ISS)
Ilustración de una nave de carga europea ATV acercándose a la Estación Espacial Internacional (ISS)

El carguero espacial europeo ATV Edoardo Amaldi está listo para partir con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS). El lanzamiento, que ha sufrido un retraso de varios días para que los ingenieros hicieran las últimas revisiones, está ahora fijado para el próximo viernes. Será en un cohete Ariane 5 desde la base espacial europea de Kourou (Guyana Francesa). El vehículo, de tamaño de un autobús de dos pisos, lleva a bordo seis toneladas y media de suministros para la tripulación y combustible para la propia base. Es la tercera nave de carga automática de esta serie, una de las aportaciones de la Agencia Europea del Espacio (ESA) a la ISS, y es especialmente importante desde que ya no van allí los transbordadores de la NASA, por lo que todo el envío de carga depende de estos vehículos y de los rusos Progress. Para este verano está previsto el primer viaje a la base en un carguero estadounidense, el Dragón, pero es mucho más pequeño que el europeo.

El vehículo automático llegará a la base orbital  cinco días después del lanzamiento

El Edoardo Amaldi (bautizado en honor el físico y pionero espacial italiano) es el tercer ATV, tras los vuelos satisfactorios del Julio Verne (2008) y del Johannes Kepler (2011). El próximo (en 2013) será el Albert Einstein. Son vehículos completamente automáticos y tecnológicamente avanzados que cumplen varios papeles en la ISS. Por un lado llevan periódicamente los cargamentos que son necesarios en el campamento orbital; pero también, encendiendo sus motores, realizan la operación, imprescindible cada cierto tiempo, de elevar la altura de la ISS en órbita, que va cayendo poco a poco hacia la Tierra. Una vez cumplidas estas dos misiones, los ATV sirve aún para algo más: los astronautas meten dentro la basura que se va acumulando de misión en misión, y el vehículo, tras abandonar la base, se quema con los desperdicios dentro a entrar en la atmósfera terrestre.

El lanzamiento del Edoardo Amaldi está fijado para las 5.31 (hora peninsular) del viernes, llegará a la ISS cinco días después y atracará automáticamente en el módulo ruso Zvezda. Lo recibirán el astronauta de la ESA André Kuipers y sus cinco compañeros de tripulación. Kuipers, holandés, llegó a la base orbital el pasado 23 de diciembre y permanecerá en órbita hasta el próximo uno de julio, un mes más de lo previsto, debido a los ajustes de calendario de lanzamientos de las naves tripuladas rusas Soyuz, las únicas que ahora pueden llevar y traer a los astronautas.

El físico italiano Edoardo Amaldi.
El físico italiano Edoardo Amaldi.

El carguero es un cilindro de casi 10 metros de longitud y cuatro y medio de diámetro, con cuatro paneles solares que se despliegan tras el lanzamiento y una masa de casi diez toneladas. Varias empresas españolas participaron en el desarrollo de los ATV y aportan diferentes componentes, como equipos electrónicos, antenas, partes de la estructura del vehículo y programas informáticos de vuelo y control de atraque en la estación. Cada ATV cuesta unos 230 millones de euros y el desarrollo del programa ronda los 1.350 millones de euros..

 

Edoardo Amaldi

A.R.

El físico italiano Edoardo Amaldi (1908-1989) fue un renombrado científico que destacó, sobre todo, en física fundamental. “Empezó trabajando en física nuclear con Enrico Fermi e hizo trabajos pioneros en el campo de los rayos cósmicos y en física de partícula”, explica Enrico Saggese, director de la Agencia Italiana del Espacio (ASI). Pero Amaldi fue también, tras la Segunda Guerra Mundial, uno de los promotores de la fundación de la ESRO, que luego se convertiría en la ESA. Junto a Fermi y un puñado de jóvenes físicos, Amaldi fue uno de los descubridores de los neutrones lentos que abrieron el camino hacia los reactores nucleares. Fue también, a principios de los años cincuenta, uno de los padres fundadores del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), junto a Ginebra, del que fue el primer director, entre 1952 y 1954. En Italia jugó un papel fundamental para la recuperación de la física tras la guerra. Al bautizar el tercer carguero espacial ATV con su nombre “rendimos tributo a una mente visionaria, a un gran científico, pero también a una idea de cooperación que también está imbuida en el programa de la Estación Espacial Internacional”, explica la italiana Simonetta Di Pippo, directora para vuelos espaciales tripulados de la ESA.