Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos prometen "trabajo fijo" a los que decidan convertirse en sacerdotes

La Conferencia Episcopal Española lanza un vídeo promocional para animar las vocaciones

"No te prometo un gran sueldo, te prometo un trabajo fijo", dice un joven al inicio de un vídeo presentado hoy en la Conferencia Episcopal Española (CEE) como parte de la campaña Te prometo una vida apasionante, diseñada para suscitar vocaciones sacerdotales con motivo del Día del Seminario, que se celebra el próximo 19 de marzo.

En el vídeo, de dos minutos y medio de duración, aparecen nueve curas diocesanos que animan a seguir la vocación sacerdotal con diferentes promesas, como "no te prometo la comprensión de los que te rodean, te prometo que sabrán que has hecho lo correcto" y "no te prometo una decisión fácil, te prometo que nunca te arrepentirás".

La campaña, que incluye pósters, folletos y estampas con oraciones, ha costado 7.000 euros, según ha detallado en rueda de prensa el director de Información de la CEE, Isidro Catela. Pretende sobre todo llegar a los jóvenes: el vídeo se puede ver en Youtube y será difundido en redes sociales como Facebook o Twitter. En cuanto a la oferta laboral que plantea el vídeo, Catela ha asegurado que se ha realizado al margen de la "coyuntura concreta de crisis" y que se trata de una afirmación que, de un modo u otro, han hecho varios de los sacerdotes encuestados en el proceso de elaboración de la campaña.

Según datos oficiales de la CEE, en el curso 2011-2012 se ha producido un aumento de 51 seminaristas, lo que supone un incremento porcentual del 4,2 por ciento respecto al curso anterior. Pese a todo, en la presentación de estos datos hace dos días, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, se mostró “preocupado ante el invierno vocacional que sacude a la Iglesia española”. "Ni siquiera hitos como la reciente Jornada Mundial de la Juventud, una experiencia luminosa de la catolicidad y la apostolicidad de la Iglesia, han servido para frenar la falta de candidatos para el sacerdocio", dijo.

 

Más información