Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

21.000 firmas contra la privatización de un hospital de Castilla-La Mancha

El personal del centro, con 40 años de historia, asegura que es rentable

Los trabajadores del hospital de Manzanares se manifiestan contra su privatización frente a la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha.
Los trabajadores del hospital de Manzanares se manifiestan contra su privatización frente a la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha. EFE

Un grupo de médicos, enfermeras, celadores y administrativos del Hospital Virgen de Altracia han caminado desde el viernes pasado más de 150 kilómetros, los que separan su pueblo, Manzanares (50 kilómetros al este de Ciudad Real), de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, en Toledo. El objetivo era entregar hoy las 21.000 firmas que han recogido entre los 45.000 habitantes de la comarca para pedir que no se privatice su hospital de referencia.

El pasado 12 de diciembre, María Dolores de Cospedal anunció la privatización de la gestión de los hospitales de Almansa, Tomelloso, Villarrobledo y Manzanares "para salvaguardar su continuidad", argumentó. Pero los trabajadores de este último no están de acuerdo con la decisión y tampoco con los motivos. “El hospital no tiene déficit”, asegura Agustín Sánchez, médico del servicio de urgencias del hospital. Los trabajadores que han participado en la marcha insisten en que el hospital lleva 40 años funcionando y recientemente se ha reformado la planta de traumatología “sin salirnos del presupuesto”, añade Alfonso Martín-Lara, que ocupa un puesto administrativo. Sánchez y Martín-Lara han sido dos de los nueve trabajadores que ha completado la marcha porque creen “en un modelo de sanidad pública”, coinciden.

Los miembros de la plataforma contra la privatización del centro temen que cuando una empresa se haga cargo de la gestión llegarán los recortes de medios, medicamentos y platilla. “Una privada busca beneficios”, dice Sánchez, “y para eso van a prescindir de personal interino y dejarán de recetar los medicamento más caros”. El hospital tiene unos 600 trabajadores, de los que un 85% son funcionarios, como Agustín Sánchez, que lleva 30 años en el hospital. “No sabemos si nos ofrecerán un concurso de traslado”, afirma. “Pero no nos preocupan nuestros puestos de trabajo, sino que baje la calidad de la atención”, añade el médico, que dice sentir “miedo” ante la privatización.

El hospital lleva 40 años funcionando y sus trabajadores afirman que no tiene problemas económicos

Según los trabajadores más veteranos, es la tercera vez que el personal del hospital de Manzanares se manifiesta contra una posible privatización. Las dos anteriores, hace 20 y cinco años, lograron su objetivo y creen que lo pueden conseguir de nuevo, aunque piensan que lo tienen más difícil. “Como Cospedal lo anunció públicamente, a lo mejor no quieren dar marcha atrás”, dice Martín-Lara.

Sus lemas durante la marcha han sido Mejorarlo, no privatizarlo y La privatización se explica durante la campaña. Pese a la connotación política de este último mensaje, aseguran que no “tienen ningún partido detrás”. “Solo queremos que el hospital siga siendo público”, reitera Sánchez. Para ello han anunciado que esta es la primera medida reivindicativa y que continuarán protestando.

Unas 70 personas se han unido a esta marcha en diferentes puntos del recorrido, de las que nueve la han completado para entregar hoy a las 15.00 horas una copia con las firmas en la Consejería de Sanidad de Castilla-la Mancha dirigida por José Ignacio Echániz Salgado, y otra en la Consejería de Presidencia, dirigida a María Dolores de Cospedal. “Ha sido muy emotivo, había unas 50 personas entre trabajadores y familiares”, declara Martín Lara. “Queremos que tengan una cierta sensibilidad con lo que quiere la gente”, concluye Sánchez, con la esperanza de que el Gobierno regional de marcha atrás en la decisión de privatizar el hospital de Mazanares.

Más información