Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Greenpeace señala el vertedero de Nerva

La organización ecologista despliega un gigantesco cartel de peligro en las instalaciones

Los conservacionistas denuncian un traslado ilegal de basura que Junta y empresa niegan

Marca de peligro instalada por Greenpeace en el vertedero de Nerva. Ampliar foto
Marca de peligro instalada por Greenpeace en el vertedero de Nerva.

Una docena de activistas españoles e italianos de Greenpeace han colocado hoy durante unas horas una gran señal de peligro en las instalaciones del vertedero de residuos de Nerva (Huelva), gestionado por Befesa, para denunciar la llegada desde Italia de basura que han calificado de "ilegal".

La señal de peligro era un triángulo con una calavera de más de 400 metros cuadrados. En un rectángulo inferior se puede puede leer en español y en italiano: "Residuos ilegales, made in Italy".

Greenpeace asegura que miles de toneladas de residuos tóxicos procedentes de Italia han sido trasladadas al vertedero de la localidad onubense y en contra de la normativa europea.

"Existen sospechas de soborno a un representante del Ministerio de Medio Ambiente de aquel país [Italia] por un posible cambio de los códigos de los residuos para facilitar las gestiones", afirma Greenpeace en un comunicado.

Según la organización ecologista, hasta Nerva han llegado 25.000 toneladas de residuos peligrosos procedentes de la descontaminación de una zona industrial cercana a Milán y sin la aplicación de tratamiento previo.

Befesa, la empresa que gestiona el vertedero de Nerva (Huelva), ha negado las acusaciones realizadas por Greenpeace y ha asegurado que la gestión de residuos tóxicos y peligrosos que se realiza en estas instalaciones cumple con la regulación existente. Las investigaciones abiertas en torno a este centro, en las que Befesa "siempre ha colaborado", nunca han terminado en sanción, añadió Befesa a Efe.

El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Juan Díaz Trillo, ha asegurado que "en estos momentos" no hay entrada de residuos peligrosos procedentes de Italia en Nerva y que el control emprendido por el Ejecutivo regional es "exhaustivo".