Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe revela que la radiactividad de Fukushima puede haber contaminado el suelo a 500 kilómetros de la central

Los científicos afirman que la contaminación en esas regiones no es lo suficientemente alta como para que sea preciso limpiar el firme

La crisis nuclear que vive Japón desde el terremoto y el tsunami que el pasado 11 de marzo devastaron la costa noreste de Japón ha deparado una nueva sorpresa negativa. Un equipo internacional de investigadores asegura que el cesio radiactivo emitido por la central de Fukushima 1, que resultó gravemente dañada por el desastre, podría haber contaminado el suelo en la isla de Hokkaido y zonas del oeste del archipiélago como Chugoku y Shikoku, situadas a más de 500 kilómetros de la planta.

El equipo, que incluye científicos de Estados Unidos, Japón y Europa, simuló la difusión de las partículas contaminantes, combinando las pautas atmosféricas con medidas de la radiactividad nacional tomadas durante un mes desde el 20 de marzo, ocho días después de la explosión de hidrógeno registrada en la central. Los científicos utilizaron observaciones diarias realizadas en cada prefectura japonesa y modelos de dispersión de las partículas efectuados por ordenador. El estudio ha sido publicado en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Los científicos afirman que el material radiactivo puede haberse acumulado en el suelo debido a la lluvia, pero añaden que la contaminación en esas regiones más alejadas no es lo suficientemente alta como para que sea preciso limpiar el suelo. La densidad de radiación por kilogramo alcanzó 250 becquereles en el este de Hokkaido, y 25 becquereles en las áreas montañosas del oeste de Japón. El cesio 137 tiene un periodo de semi desintegración de 30 años, por lo que afecta el medio ambiente durante décadas.

Los investigadores aseguran, sin embargo, que los niveles de radiación estimados restringirán seriamente la producción de alimentos en el este de la prefectura de Fukushima -ya que tiene concentración de cesio 137 de 2.500 becquereles por kilogramos- y dificultará la agricultura en las provincias vecinas, aunque los niveles detectados en estas se encuentran dentro de los límites legales.

"La prefectura de Fukushima, en su conjunto, está altamente contaminada", especialmente hacia el noroeste de la central nuclear, señala el estudio, informa France Presse. El límite permitido en Japón de concentración en suelo en el que se cultiva arroz de la suma de cesio 134 y cesio 137, que son producidos siempre juntos, es de 5.000 becquereles por kilogramo. "El este de Fukushima excedió este límite y algunas prefecturas vecinas, como Miyagi, Tochigi e Ibaraki están parcialmente cerca del límite", afirma el documento.

El análisis no incluye el periodo entre el 11 y el 19 de marzo por falta de datos, aunque se considera que la mayor parte del material radiactivo fue liberado durante estos días. De ahí, que algunos científicos consideren que es probable que las concentraciones reales sean superiores a las estimaciones.

Las consecuencias del informe no serán totalmente nuevas, porque las autoridades japonesas ya controlaban en Fukushima y las provincias cercanas si existen trazas de contaminación en los productos originados en esas áreas antes de recibir el permiso de distribución.

La contaminación del suelo en Tokio -que se encuentra 240 kilómetros al sur de Fukushima 1- obligó al Gobierno a prohibir la venta de hojas de té cultivadas en la zona, y algunos colegios en la capital y alrededores han llevado a cabo medidas de descontaminación del suelo como levantar y quitar la capa de tierra exterior.

Japón está en alerta desde el desastre nuclear, ya que Fukushima 1 no ha dejado de soltar radiactividad desde entonces. El terremoto y el tsunami inutilizaron sus sistemas de refrigeración, lo que lanzó los reactores a un proceso de fusión, con la consiguiente fuga de radiactividad al aire, el mar y la cadena alimentaria. El Gobierno japonés asegura que está llevando a cabo mediciones de radiación en 3.000 puntos en Tokio y 14 prefecturas y publicará los resultados más adelante.