Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Club de Madrid celebra su décimo aniversario

La mayor agrupación de exmadatarios del mundo finaliza en Nueva York la conferencia con la que ha conmemorado sus diez años

El Club de Madrid, la mayor agrupación de exmandatarios del mundo, ha finalizado este martes en Nueva York la conferencia con la que ha conmemorado su décimo aniversario, y lo ha hecho prestando especial atención al que sus líderes consideran como el mayor desafío de las democracias establecidas y nacientes: poder emplear las nuevas tecnologías, incluidas las redes sociales, en seguir difundiendo los valores de igualdad y representatividad ciudadana en el mundo.

"Este Club no pretende saberlo todo sobre cómo gobernar. Pero sabemos que, aunque la semilla de la democracia está plantada en el corazón de mucha gente, en beneficio de las generaciones venideras, eso sólo es un punto de inicio en la liberación de las sociedades", dijo en el discurso de clausura la vicepresidenta del Club y exprimera ministra de Nueva Zelanda, Jane Mary Shipley. "Esta organización está comprometida no sólo con la labor de ayudar a la gente a alcanzar un ambiente democrático en el que vivir y ser gobernados, sino también a entregarle una democracia que de verdad funcione".

El Club de Madrid, afincado en España, y cuyo secretario general es el exministro español de Asuntos Exteriores Carlos Westendorp, se fundó en 2001 para aunar a presidentes y primeros ministros retirados en el esfuerzo común de promover los valores de la democracia. Desde entonces, una veintena de países han sustituido regímenes autoritarios por democracias electorales. Hoy en día hay 119 gobiernos democráticos en el mundo.

Desde la primavera árabe hasta el futuro del periodismo

En la conferencia del décimo aniversario del Club, bautizada como Tecnologías Digitales para la Democracia del Siglo XXI han participado políticos, empresarios, profesores e intelectuales. Y han aportado sus ideas exmadatarios de todo el mundo, como Belisario Betancur de Colombia, José María Figueres de Costa Rica, Vicente Fox de México, Eduardo Frei y Ricardo Lagos de Chile, Alejandro Toledo de Perú, Lionel Jospin de Francia, Aleksander Kwasniewski de Polonia, Thabo Mbeki de Sudáfrica o Mary Robinson de Irlanda.

En 10 conferencias que han tratado desde la llamada primavera árabe hasta el futuro del periodismo, los 250 participantes han presentado ideas y propuestas que, ahora, los gestores del Club de Madrid incluirán en un informe que pondrán a disposición de los mandatarios del mundo. Shipley explicó en la conferencia de clausura el por qué de ello: "Como exmandatarios, nos encontramos en la situación privilegiada de estar al lado de aquellos que hoy en día gobiernan las naciones; somos sus confidentes, asesores, asociados o mentores".

De ese modo, el Club de Madrid, que cuenta con 87 miembros en 60 países, difunde sus ideas en gobiernos democráticos de todo el mundo. Su papel se ha visto reforzado, a día de hoy, por las revoluciones prodemocráticas del mundo árabe. "En esos casos, no es sólo la democracia política lo que importa, sino también la democracia social y económica", explica el presidente del Club, el exprimer ministro holandés Wim Kok. "Mucha gente en el norte de África protestó contra las dictaduras, contra la represión, pero también han protestado por motivos sociales y económicos, pues buscan una vida mejor".

La celebración del décimo aniversario del Club de Madrid culmina en Nueva York este miércoles por la noche (madrugada en España) con la entrega del Premio al Liderazgo Democrático a uno de sus miembros, el expresidente norteamericano Bill Clinton. Hasta la fecha, sólo el líder sudafricano Nelson Mandela ha recibido ese galardón. Se le entregó en 2008.