Las prostitutas se manifiestan para mejorar sus condiciones de trabajo

Unas 200 personas marchan por la calle Montera para reclamar un lugar en el que las prostitutas puedan ejercer su profesión.- Las manifestantes dejan claro que no son "víctimas ni esclavas"

Casi 200 personas, muchas de ellas prostitutas, han marchado por la calle Montera para reivindicar un lugar donde ejercer la prostitución con seguridad e higiene y amparadas por la protección de la Policía. No se consideran víctimas ni esclavas pero denuncian las condiciones en que trabajan: "acoso" policial y de los vecinos. Las prostitutas se han manifestado acompañadas de miembros del 15-M, ciudadanos anónimos entre los que hay muchos hombres.

Algunas de las mujeres iban con la cara cubierta con máscaras por el "estigma social" que despierta su trabajo. Denuncian que la Policía las multa a ellas y a sus clientes con "excusas como obstrucción al tráfico", explica la portavoz de Hetaira, una de las asociaciones convocantes de esta protesta que ha dado comienzo a las 12.

Alejandra, prostituta de Villaverde, dice que ahora tiene que trabajar doble turno para poder ganar lo mismo. "Antes hacía 10 servicios y ahora dos al día" y lo justifica con la presión policial "que espanta a los clientes". Aproximadamente, gana entre 2.000 y 3000 euros al mes. "La prostitución no es un delito, es un trabajo", gritaban algunos en la marcha.

Los manifestantes piden a Gallardón que gestione la ciudad contando con todos los colectivos, incluidas ellas, y se siente a negociar un lugar para captar clientes donde no molesten, en el que tengan garantías como seguridad e higiene. Lamentan que en la normativa de 2004 solo se contempla a las víctimas de trata, pero admiten que ellas no son "víctimas ni esclavas".

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS