PSOE y PP, sin propuestas concretas en I+D

Los grandes partidos coinciden en la puesta en marcha de la nueva Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, pero también en la ausencia de propuestas concretas en sus programas sobre financiación y reestructuración del sistema de I+D

El PSOE, el PP y el PNV están de acuerdo, según expresan sus programas electorales, en la importancia que tiene la ciencia para garantizar el cambio de modelo productivo y su necesaria presencia en el núcleo de la política y la economía. Así lo pusieron hoy de manifiesto tres representantes de dichas formaciones políticas en un acto celebrado en Madrid, en el que la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce) invitó a los partidos contendientes en las próximas elecciones generales a presentar sus programas en lo referente a políticas de I+D. No sólo están de acuerdo los partidos en la importancia de la ciencia, la tecnología y la innovación, sino que no muestran desencuentros entre unos y otros dada la falta de concreción de las propuestas, más allá de algún matiz que cuesta identificar. No hay compromiso de financiación concreta ni estable en los programas electorales, no se concreta cómo será el desarrollo de la nueva Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación y ninguno se pronuncia siquiera acerca de si mantendrían sus respectivos partidos un ministerio de ciencia independiente o si se reestructuraría el departamento.

La aprobación de la nueva ley contó con en el Parlamento con el consenso de todos los partidos, excepto Izquierda Unida. La Agencia de Investigación, reclamada hace años por la comunidad científica y prometida por el PSOE en anteriores campañas electorales, sigue pendiente de ser una realidad y ahora están todos de acuerdo en crearla, sin entrar en detalles. Nadie concreta un compromiso de financiación de la investigación con objetivos y porcentajes y nadie alude a problemas candentes como la acuciante reducción de plazas de investigadores en el sistema público de I+D. Todos coinciden en que España necesita que aumente la inversión del sector privado en investigación pero nadie propone fórmulas nuevas ni se concretan las vigentes (los incentivos fiscales, sobre todo).

"La posición de la Cosce respecto a la nueva Ley de la Ciencia, es bastante crítica, dado que es insuficiente y está basada en el funcionariado y en la rigidez del sistema, cuando nosotros defendemos la meritocracia frente al valor del tiempo que uno lleva en el puesto", recordó en la presentación del acto Joan Comella, secretario general de esta confederación que engloba a unos 30.000 investigadores de 60 sociedades científicas. Los representantes de los partidos pasaron, por turno, a presentar sus programas ante una treintena de personas -incluidos periodistas- asistentes a la presentación, celebrada en el -en esta ocasión desangelado- salón de actos de la sede central del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Gabriel Elorriaga, diputado del PP en la actual legislatura y candidato para la próxima, representante de su partido en la tramitación parlamentaria de la Ley de a Ciencia, defendió el consenso con que se aprobó esa normativa. Recordó que España ha alcanzado un puesto muy notable en el entorno internacional por producción científica, "pero está atrasada en la puesta en valor de los avances científicos y necesita sacar rentabilidad social de la I+D". Las mismas ideas fueron expresadas por José Ramón Beloki, diputado del PNV en la actual legislatura, y Pedro Sánchez, diputado del PSOE y candidato por Madrid en las próximas elecciones.

Eloriaga marcó distancias con el PSOE al referirse a las actuaciones de los gobiernos de Rodríguez Zapatero, aludiendo a "los drásticos recortes en los presupuestos de ciencia" en los últimos años y recordando que "en 2009, por primera vez en 14 años," cayó la inversión pública en I+D "en términos absolutos y relativos". Sánchez, a continuación, destacó el notable aumento de la inversión desde 2004, sin aludir al frenazo y marcha atrás de los dos últimos años.

Beloki recordó la necesidad de "instalarnos de una vez en la cultura de la innovación" y destacó que "nada va a ser igual después de la crisis". Apuntó que "lo importante es dejar por fin atrás aquello de que inventen otros".

Elorriaga hablo de la "situación actual muy complicada", pero defendió las propuestas de sus el programa de su partido, que hace especial hincapié en "la ciencia dirigida a solucionar los problemas sociales", la ciencia de calidad y la "rentabilidad social de los enormes recursos públicos empleados en I+D".

Sánchez, en nombre del PSOE, recordó que el gran debate en España se centra en "la transformación del modelo económico", destacando la necesidad de "situar a España en una posición competitiva". Defendió "la mejora de la excelencia científica" y el apoyo a los centros excelente siguiendo la pauta del Programa Severo Ochoa que ha comenzado ahora. También citó la necesidad de promocionar el mecenazgo. Se trata, dijo "de situar la ciencia en el corazón de la sociedad y de la economía".

Coordinación entre las administraciones públicas, eficacia, agilización, menos burocracia y aprovechamiento de los recursos disponibles, fueron conceptos compartidos por los ponentes.

A la cuestión de si el PP y el PSOE se plantean mantener un ministerio independiente de I+D, tanto Elorriaga como Sánchez coincidieron también al señalar que sus respectivos programas atienden a políticas y contenidos sin entrar a especificar las estructuras administrativas necesarias para ejecutarlos. El candidato del PP recordó que el primer Gobierno Zapatero, en 2004, desmontó el Ministerio de Ciencia y Tecnología del Gobierno anterior para volver al organigrama tradicional de asignar las competencias de investigación al Ministerio de Educación para luego, en 2008, crear el Ministerio de Ciencia e Innovación, que poco después perdía las competencias de universidades que al principio tenía.

Sólo los incentivos fiscales a las empresas para promocionar en ellas la I+D suscitaron algún desacuerdo ya que Sánchez criticó al PP la fragmentación de medidas de este tipo que dirige a cada sector, mientras que, señaló, el PSOE defiende modular las medidas de los incentivos poniendo topes para evitar que se concentren en las grandes empresas y que lleguen realmente a las Pymes.

Programa del PSOE en I+D

En su programa electoral y bajo el epígrafe Los motores del cambio: Innovación, Nuevas tecnologías, Ciencia y Cultura, el PSOE propone un pacto social "que ponga el énfasis en la transferencia de conocimiento desde la investigación hacia el tejido industrial y empresarial" y destaca el papel de la Estrategia Estatal de Innovación "reforzando la cooperación entre los distintos agentes, especialmente las CC AA y Ayuntamientos, duplicando el número de empresas innovadoras y favoreciendo la transferencia de conocimiento".

En el capítulo de Ciencia y Tecnología, el PSOE destaca el papel de la Ley de la Ciencia, la Tecnología la Innovación y lanza cuatro retos para la próxima legislatura: "La excelencia, la eficiencia (a través de la especialización sectorial y la agregación de capacidades), la implicación y la internacionalización.

El programa socialista dedica tres líneas al Plan Nacional, considerado la joya de la corona del sistema español de I+D, que ha caduca este año -es trianual- y al que, dado que no se ha elaborado el siguiente, el Gobierno ha dado una prórroga de un año. "Diseñar el futuro Plan Estatal de Investigación 2012-2015, a fin de que la financiación nacional estimule de forma más eficiente la colaboración entre investigadores, equipos y centros españoles e internacionales", dice escuetamente el documento del PSOE al respecto. Se destacan tres áreas de investigación prioritarias: cambio climático, energía y problemas asociados al envejecimiento.

Programa del PP en I+D

"A pesar del gran avance conseguido en los niveles de producción científica a lo largo de las últimas décadas, España es uno de los países desarrollados con menor capacidad de transferencia y puesta en valor de los resultados de la investigación". Así arranca el capítulo Nuevas fronteras para la ciencia y el conocimientos del programa del Partido Popular, que hace un constante hincapié en la necesidad de mejorar la rentabilidad social de la investigación financiada con dinero público y promover la investigación del sector privado y su correspondiente inversión.

El programa se resume en diez medidas que incluyen medidas como una red unificada de datos del sistema de I+D, un mapa nacional de recursos científicos y tecnológicos, la normalización de criterios de evaluación y la potenciación de la cofinanciación de centros entre las distintas administraciones. También expresa un "apoyo decidido a los centros tecnológicos", la actualización de "la estructura de incentivos fiscales para potencial el I+D empresarial", y la puesta en marcha de la Agencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS