Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal de la dependencia anuncia cierres "en días" por la deuda de las Administraciones

La situación es "insostenible", según la Federación Empresarial de Asistencia a la Dependencia

El presidente de la Federación Empresarial de Asistencia a la Dependencia (FED), José Alberto Echevarría, ha anunciado hoy "cierres por quiebra" que empezarán "en días" en un sector que vive una situación "insostenible" por las deudas de las administraciones públicas. "La situación ha llegado al límite", ha asegurado Echevarría ante enfermos, familiares y trabajadores durante un paro convocado al mediodía en el centro de Velluters de Valencia, donde se atiende a más de 80 residentes.

El paro se incluye en la campaña de concentraciones que se realizará todos los jueves convocada por la FED, que representa el 85% de las residencias privadas en España, que atienden a un millón de dependientes. La deuda de las administraciones públicas asciende a 1.268 millones de euros y los retrasos en los pagos superan el año en el caso de discapacitados mentales, físicos y psíquicos, mientras que la deuda de los ayuntamientos supera los 900 millones, con una media de retraso de seis meses, según los datos ofrecidos por la FED.

En el caso de la Comunidad Valenciana, la deuda asciende a 75 millones de euros y los afectados son 25.000 personas dependientes.

Muy pocas administraciones autonómicas han previsto planes de pagos al sector, según Echevarría, que ha concretado que Castilla-La Mancha ya ha comunicado que no puede pagar hasta principios de año y en la Comunidad Valenciana se están negociando líneas de "confirming", que consiste en cobrar las facturas con anterioridad a la fecha de vencimiento. Según ha explicado, que sean "ellos" -la Administración valenciana- los propios avalistas de estas líneas para que las empresas puedan solicitar préstamos con la garantía de la Generalitat.

El problema es "una pescadilla que se muerde la cola" porque la deuda de la Administración a las empresas hace que estas no puedan pagar a los proveedores, sin posibilidad de más endeudamiento. Echevarría ha agradecido a los trabajadores que continúen con su labor "incluso cuando la deuda de la Administración les impide cobrar la nómina". Ha indicado también que ya se están dejando de pagar nóminas a los trabajadores de los centros de asistencia, y ha indicado que a partir de ahora tendrán que hacer partícipes del problema a los usuarios y familiares.

La hija de un dependiente con demencia senil, residente en el centro de La Cañada (Valencia), María Carmen Mocholí, presente en el paro, ha asegurado que en su caso no sería viable poder asumir los gastos de la atención porque sus padres perciben la pensión mínima. Mocholí ha lamentado que no se haya comunicado antes a las familias la delicada situación económica de los centros.