Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'Caso Marta del Castillo'

El hermano de Carcaño niega que estuviera en la casa la noche del crimen

Javier Delgado afirma que no vio a la menor, que no encubrió nada y que estuvo con su familia y su novia.- "Ni sé ni he sabido nunca dónde está el cuerpo de Marta", asegura

Javier Delgado, el hermano de Miguel Carcaño implicado en la muerte y desaparición del cuerpo de Marta del Castillo, ha comenzado a declarar en los juzgados de Sevilla. Asegura que no estuvo presente durante la muerte de la menor. "Puse una lavadora pero le pedí a mi hermano que me tendiera la ropa. Entonces salí del piso. La puerta del dormitorio estaba cerrada y no escuché nada. Soy muy poco curioso", explica Delgado sobre la noche del crimen.

Delgado asegura no tener constancia de que Carcaño le mencionara que estaba con la menor. "No recuerdo haber coincidido con Marta en la vida", alega. Sí reconoce que conocía a Samuel y a El Cuco.

También ha afirmado que ese día fue a casa de su exmujer pero no recibió llamadas. "Estuve con mi hija entre las 21.00 hasta que se quedó dormida, sobre las 23.30". A continuación, su novia, María García, le recogió y ambos se dirigieron al pub que el hermano del principal acusado compartía con otros dos socios.

No recuerda si entró algún cliente entre la 1.30 y 3.00 de la madrugada, pero sí que, sobre las 2.00, le dijo su novia que se iba a dormir. Poco después, según ha declarado, se fue al bar Mínimo en taxi, hasta que a las 4.00 llamó a María García para que le abriera.

Esa noche, ha asegurado, recibió una llamada en la que una mujer le explicaba que estaban buscando una chica que había estado con su hermano. "Creo que la puerta de Miguel estaba cerrada y no observé nada raro en la casa", ha añadido. Poco después, recibió la visita de los padres de Marta y fue entonces cuando le preguntó a su hermano si había estado con ella.

Ha rechazado que encubriera el crimen de Marta y ha dicho, a preguntas del fiscal: "Nada de lo que usted supone es cierto. Tampoco amenacé al menor". El fiscal le recuerda que antes de ser detenido tuvo una conversación con un amigo en la que le decía: "Se me viene encima un marrón muy grande". Delgado la ratifica e indica que María estaba presente durante la conversación. "Me refería a que, al ser el hermano mayor de Carcaño, el problema me iba a afectar, me implicara o no".

También le preguntan por otra conversación en la aludía a "dos subnormales". Miguel afirma que se refería "a El Cuco y Samuel". Relata que la presión sobre su entorno era muy intensa el 14 de febrero.

"Yo consideraba a mi hermano completamente inocente. Así que sólo podía apoyarlo por aquel entonces. Mi deber era darle apoyo y ánimo para decirle que no hay nada que encontrar porque no había ningún problema", explica. También niega que supiera que su hermano limpió los restos del crimen en su propia casa y que conozca dónde está el cuerpo de Marta: "Ni sé ni he sabido nunca dónde está el cuerpo de Marta", asegura antes de negarse a aclarar qué quiso decir días después del crimen cuando afirmó: "No hay nada que buscar".

Cosidera "posible" que se refiriera como "esa mierda" a los participantes en la búsqueda de la menor los días después del crimen, cuando aún no se sabía que había muerto y admite que le indicó a Miguel "que no fuera por el barrio".

Delgado convivía en esos días con su pareja, María García, en el piso de León XIII, donde ocurrió el crimen. Su hermano pernoctaba en Camas, un pueblo cercano a la capital andaluza donde residía su novia. García, también imputada, conversó con Carcaño para preguntarle sobre el crimen, según ha admitido el hermano del principal imputado, pero inmediatamente niega que encubriera el supuesto asesinato, de lo que está acusada. El abogado de Delgado destaca que la colaboración de su cliente con la policía en todo momento y que llegó a hablar con el tío de Marta, Javier Casanueva, a petición de su hermano.