Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Hospital Clínic extrae por primera vez el colon a través del ano

La operación innova en la técnica quirúrgica de aprovechar orificios naturales para minimizar los efectos secundarios

Una técnica pionera en el mundo que abre la puerta a operaciones menos invasivas que reducen al mínimo los efectos secundarios. El Hospital Clínic de Barcelona ha completado la primera extracción total de intestino grueso aprovechando el agujero natural del ano. Este método también reduce a la mitad el tiempo de recuperación respecto a la intervención normal, que suele requerir el ingreso hospitalario del afectado durante unos 10 días.

El paciente, un hombre de 36 años, fue operado el pasado 13 de julio por una colitis ulcerosa grave. Esta enfermedad causa la inflamación y ulceración de la pared interior del colon, provocando diarreas con mucosidades y sangre además de un fuerte dolor abdominal. Hasta ahora, el tratamiento quirúrgico extirpaba el abdomen del paciente para extraer el colón, pero el equipo médico liderado por el doctor Antonio María de Lacy ha permitido sacar el órgano mediante orificios naturales.

"Es un paso adelante que marcará el futuro en la cirugía del colón. Hasta el momento se habían aprovechado orificios como la vagina, pero este es el único sistema válido para toda la población", ha subrayado Lacy este mediodía en la presentación de la intervención. "Hemos sacado todo el colon sin practicar incisiones y en una segunda fase extraeremos el recto, también afectado por esta enfermedad", ha detallado.

El Clínic ha empleado una nueva técnica denominada MANOS (Cirugía a través de Orificios Naturales Asistida por Microlaparoscopia, por sus siglas en inglés). Esta consiste en introducir el material quirúrgico a través del ano y solo requiere realizar una pequeña incisión en el abdomen mediante la que se efectúa un control laparoscópico de la intervención. Este corte se aprovechó después para practicar al paciente la apertura que necesita para defecar (ileostomía).

"Cuanto menos invasiva sea la operación será mejor para el paciente ya que la recuperación es mucho más rápida", ha manifestado Lacy. La operación se prolongó durante unas tres horas y requirió la práctica de tres pequeñas incisiones, la mayor inferior a 15 milímetros, para introducir aparatos en el abdomen.

La colitis ulcerosa afecta a unas 70.000 personas en España y siempre requiere una intervención quirúrgica cuando el tratamiento farmacológico no surte efecto.

Fase experimental

La nueva técnica todavía se halla en fase experimental y los pacientes son seleccionados después de que el comité de ética del hospital analice caso por caso. "Calculamos que alrededor del 5% de pacientes que requieren cirugía del colon puede ser operado mediante esta técnica, pero en el futuro se ampliará", ha señalado Lacy.

El propio paciente ha relatado que se recuperó de la intervención al cabo de unos cuatro días y que desde entonces su calidad de vida ha aumentado "notablemente". Según el afectado, antes no podía salir de casa debido al dolor y a la diarrea que le causaba le enfermedad, que suele provocar malnutrición y anemia. "He recuperado unos 18 kilos y puedo hacer una vida normal", ha contado, aunque todavía está pendiente de una segunda operación para que se le extraiga el recto, también por el orificio anal.

El equipo médico del Clínic trabaja ahora en estudiar la extracción a través del ano de otros órganos como la vesícula biliar, el aparato excretor y el apéndice.