Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Protestas por los recortes en la educación

Aguirre pide a los docentes que no "priven" a alumnos del derecho a la educación

"Que no confundan a la opinión pública, aquí no ha habido recortes de ningún tipo", sentencia la presidenta en la inauguración de un hospital mientras más de 200 docentes la abuchean

La marea verde que ya identifica las protestas por los recortes en educación, por las camisetas que visten docentes, padres y alumnos, ha llegado esta mañana hasta Torrejón de Ardoz siguiendo el rastro de la agenda de la presidenta regional, Esperanza Aguirre. La de hoy ha sido la primera gran inauguración de la legislatura. Aguirre ha dado el visto buenos a las instalaciones del hospital público de Torrejón de Ardoz -de gestión y, por primera vez, personal privado- pero no ha podido evitar referirse a la segunda jornada de huelga de docentes de Secundaria, ya que las protestas se han colado en el acto.

La presidenta ha llegado un poco más tarde de la hora fijada -las once y media-, y por un acceso diferente al principal, ya que la entrada por carretera estaba atestada de gente, con unas 250 personas portando pancartas y silbatos. Nada más poner un pie en la puerta del hospital, Aguirre ha pedido a los docentes que no "priven" a los alumnos del derecho a la educación porque solo les reclama que hagan "un esfuerzo suplementario". "Desde mi punto de vista", ha dicho, "pasar de 18 a 20 horas lectivas no es ni mucho menos motivo para privar del derecho a la educación" a miles de alumnos madrileños. "Que no se confunda a la opinión pública, aquí no ha habido recortes de ningún tipo", ha sentenciado Aguirre en referencia a docentes y sindicatos, a los que ha recordado que "con la que está cayendo en España es una obligación moral para todas las administraciones" tomar medidas de ahorro, en este caso, una menor contratación de interinos. Según datos provisionales hechos públicos hoy mismo por Educación, son 783 los interinos contratados este curso frente a los 1.700 del año anterior. Los sindicatos, en cambio, cifran en 3.500 los docentes que este año se quedarán en la calle.

"Para recortes", ha advertido Aguirre, "los que hizo [José Luis Rodríguez] Zapatero hace un año, cuando bajó de un 5 a un 10% el sueldo" a los docentes y "ni los profesores, ni los sindicatos, ni los indignados, ni los de la ceja hicieron nada". La jefa del Ejecutivo regional sí ha reconocido que se le está pidiendo a los docentes que hagan "un esfuerzo suplementario", pero ha añadido que "la inmensa mayoría de ellos tiene suficiente formación para llevarlo a cabo".

A unos 150 metros, en el acceso del nuevo hospital de Torrejón, unas 250 personas, entre profesores, estudiantes y sanitarios, han mantenido la protesta desde las diez de la mañana hasta poco después de llegar la presidenta. Además de en defensa de la enseñanza pública y contra los recortes, había gente que había acudido para denunciar la privatización de la sanidad pública que, han dicho, lleva a cabo el Gobierno de Esperanza Aguirre. Los concentrados han bloqueado la rotonda de acceso al centro hospitalario, pero la policía los ha mantenido alejados de la puerta principal. Algunos profesores, que han tenido que identificarse ante los agentes, han forcejeado con la Policía sin los choques hayan ido a mayores.

El momento de mayor tensión se ha producido cuando ha entrado por la rotonda un coche y uno de sus ocupantes ha sacado la mano por la ventanilla para hacer "una peineta", según varios concentrados. Un hombre ha respondido dando una palmada al vehículo y la policía lo ha retenido unos minutos. La multitud ha jaleado a los agentes para que lo soltaran: "Menos policía y más educación", "Ese compañero es educación". También algunos alumnos: "Que suelten al profe". Al final, Álvaro S. G., profesor de 37 años, ha sido liberado bajo la advertencia de que posiblemente le llegará una sanción administrativa. "Me he ofuscado", ha dicho Álvaro, "esto no hay que hacerlo, espero que nadie lo repita, pero es que el nivel de tensión es muy alto".