Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto farmacéutico frena su descenso en agosto

El dato no incluye todavía la prescripción por principio activo

El control del gasto farmacéutico (lo que pagan las comunidades por los medicamentos dispensados en boticas con receta oficial) parece que ha tocado suelo. Tras los datos de julio hechos públicos el 7 de septiembre por el Ministerio de Sanidad, los de agosto que se acaban de conocer confirman que hay un cambio de tendencia. En el último mes con datos el descenso interanual está en el 8,85%. Es una cifra objetivamente buena (hace dos años el aumento era del 4,78%), pero lo que puede alarmar es la tendencia.

Hace 17 meses esta cifra -uno de los indicadores más claros del gasto del sistema, aunque solo sea porque es la más controlada y mejor conocida- empezó a bajar. Una serie de rebajas de precios impuestas dentro del plan de choque contra la crisis consiguió lo que no parecía posible: que el gasto en vez de crecer mes a mes, disminuyera. En junio de este año, este descenso llegó a su máximo: fue del -9,42%. En julio, se mantuvo casi igual (el -9,34%). En agosto la curva confirmó su tendencia a repuntar.

En verdad, el gasto depende de dos factores: las recetas y el precio medio de estas. Esta última partida ha bajado en los últimos 12 meses el 10,89%, fiel reflejo de los descensos de precios decretados. Pero la incorporación de algunos nuevos productos hacen que en este concepto también haya un repunto (en julio la caída fue del 11,10% y en junio del 11,25%). La otra partida, el número de recetas, que es el reflejo del uso del sistema, nunca ha llegado a cifras negativas en su crecimiento. En agosto creció un 6,42% con respecto al mismo mes del año anterior, lo que sitúa el acumulado interanual en una variación del 2,28%.

Esta última variable es la que organizaciones como Farmaindustria o los colegios de farmacia creen que es la clave del gasto. Según ellos, mientras no se reduzca, las medidas que se tomen rebajando el precio de los medicamentos serán solo coyunturales.

Eso sí, en agosto todavía no estaba en vigor el decreto que establece que los médicos deben recetar por principio activo.